Skip to main content

Bolitas de gel

Bolitas de gel: un peligro para niños pequeños y mortales si son ingeridas

Padres de familia han compartido con la CPSC historias trágicas de incidentes donde sus hijos ingirieron bolitas de gel (también conocidas como perlas de gel o de agua; “water beads” por su nombre en inglés), y sufrieron consecuencias graves, incluyendo lesiones internas, problemas de salud a largo plazo e incluso muerte.

¿Qué son las bolitas de gel?

Las bolitas de gel parecen inofensivas – se ven como caramelos – pero pueden ser mortales para bebés y niños pequeños si son ingeridas. Podrían causar lesiones internas e incluso la muerte si no se detectan a tiempo.

Las bolitas de gel, frecuentemente vendidas como juguetes, piezas de kits de manualidades, herramientas sensoriales para niños con discapacidades del desarrollo o para la agricultura, son pelotas coloridas compuestas de un polímero absorbente que pueden crecer hasta 100 veces su tamaño original al entrar en contacto con agua.

X-Ray scan showing water beads in a child’s intestines. Water beads are associated with thousands of emergency-department visits every year.
Radiografía que muestra bolitas de gel en los intestinos de un niño. Las bolitas de gel están vinculadas a miles de visitas a salas de emergencia al año.

 

¿Cómo funcionan las bolitas de agua?

Antes de entrar en contacto con agua, las bolitas de gel son aproximadamente del tamaño de la cabeza de un alfiler. Es decir, son prácticamente imposibles de encontrar si caen al piso o se derraman, dispersándose en el área de juegos.

Las bolitas de gel pueden seguir creciendo dentro del cuerpo tras haber sido ingeridas. Esto puede causar malestares como vómito, deshidratación, obstrucción intestinal y lesiones potencialmente mortales. Hasta puede requerirse una intervención quirúrgica para extraerlas del cuerpo.

Las bolitas de gel que son introducidas a los oídos pueden dañar la estructura de los oídos y causar pérdida de la audición y requerir cirugía.

Las bolitas de gel están vinculadas a miles1 de visitas a salas de emergencia al año.

¿Cuál es la advertencia?

La CPSC insta a los padres y cuidadores a eliminar estos productos de cualquier lugar donde haya niños pequeños (3 años y menores). La CPSC también exhorta a las guarderías, campamentos, y colegios a no tener estos productos en sus instalaciones. Si usted sospecha que su hijo ha ingerido una bolita de gel o insertado una en su oído o nariz, busque atención médica inmediatamente.

Consejos de seguridad:

En caso de emergencia:

  • Llame, a cualquier hora, a la Línea de ayuda por envenenamiento al 800-222-1222.
  • Reporte cualquier producto inseguro, lesión vinculada a un producto de consumo, incluyendo incidentes con bolitas de gel llamando a la CPSC al 800-638-2772 (marcar 2 para español), o en SaferProducts.gov (en inglés).
1Entre 2016 y 2022, se estima que hubo 7,800 visitas a salaS de emergencias (ER) asociadas con bolitas de gel y la CPSC tiene conocimiento de al menos una muerte.
Suscríbase a las notificaciones electrónicas Reciba alertas de retiros del mercado.
Report an unsafe product