Release date: Junio 6, 2019
Release number: 19-133

Release Details

WASHINGTON – Un nuevo informe (en inglés) publicado hoy por la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor (U.S. Consumer Product Safety, CPSC, por su nombre y sus siglas en inglés) destaca la necesidad de permanecer en alerta continua en la lucha contra el ahogamiento, que sigue siendo una crisis de salud pública y la principal causa de muerte involuntaria entre los niños de 1 a 4 años. 

Desde 2016 hasta 2018, hubo cada año, en promedio, un estimado de 6,600 lesiones no fatales por ahogamiento vinculadas a piscinas o spas tratadas en los departamentos de emergencias de hospitales. Desde 2014 hasta 2016, se registraron por año 363 ahogamientos fatales de niños menores de 15 años vinculados a  piscinas o spas. Las tasas de incidentes fatales se dispararon en 2016 con 389 muertes registradas en niños menores de 15 años, el 74% de las cuales involucraron a niños menores de 5 años. Además, los datos también identificaron a junio como el mes con la tasa más alta de incidentes de mortalidad, y las ubicaciones residenciales representaron el 72% de los incidentes de ahogamiento fatales registrados.

“Nuestros datos muestran quién se está ahogando, y cuándo y dónde suceden estos ahogamientos fatales: niños, en verano, en lugares residenciales”, resumió la presidenta en funciones de la CPSC Ann Marie Buerkle. “Este informe se enfoca en la necesidad de que todas las familias permanezcan alertas y pongan en práctica la seguridad acuática en todo momento que estén en o cerca del agua. Antes de ir a una piscina esta temporada, imploro a todos que hagan la Promesa de Piscina Segura, Diversión Asegurada y que sigan las medidas de seguridad esenciales para garantizar que la alegría de nadar no se convierta en tragedia. Trabajando en equipo, podemos reducir las muertes”.

Los padres y cuidadores pueden seguir las sencillas medidas de seguridad de Piscina Segura, Diversión Asegurada para mantener a los niños más seguros en y cerca del agua:

  • Instale una cerca de cuatro lados con una puerta de cierre y pestillo automáticos alrededor de piscinas y spas.
  • Designe a una persona Vigilante del agua, que supervise a los niños en todo momento cuando estén en o cerca del agua. Esta persona no debe leer, enviar mensajes de texto, utilizar su smartphone ni distraerse por cualquier otra razón.
  • Aprenda a nadar y enseñe a sus hijos a nadar.
  • Aprenda a aplicar RCP (resucitación cardiopulmonar) en niños y adultos.
  • Mantenga a los niños alejados de desagües, tuberías y otras aberturas de la piscina para evitar que queden atrapados.
  • Asegúrese de que todas las piscinas y spas que utilice tengan cubiertas en los desagües que cumplan las normas de seguridad federales; si tiene dudas, consulte a su proveedor de servicios de piscina sobre las cubiertas para desagües seguras.

La CPSC también publicó un informe actualizado sobre incidentes de atrapamiento por succión en piscinas y spas. El hallazgo clave es que desde que la Ley de Seguridad de Piscinas y Spas Virginia Graeme Baker entró en vigor en diciembre de 2008, no se han reportado muertes que involucren a un niño atrapado en el sistema de succión en una piscina pública o spa.

Puede leer el informe completo en PoolSafely.gov.

Nota: El informe de la CPSC aborda los ahogamientos no fatales para el período de 2016 a 2018 y los ahogamientos fatales de 2014 a 2016, lo que refleja un retraso en la notificación de estadísticas de ahogamiento fatal.

Contacto para los medios de comunicación

Por favor comuníquese con la CPSC si desea información al:

Teléfono: (301) 504-7908
En español: (301) 504-7800

Vea la información de contacto de expertos en materia específica