Los Estados Unidos, Canadá y México unen fuerzas para fortalecer la seguridad de los productos de consumo en América del Norte

septiembre 27, 2011
Comunicado número: 11-333

BETHESDA, MD - Hoy, la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos (CPSC), Health Canada y la Procuraduría Federal del Consumidor de los Estados Unidos Mexicanos (Profeco) concluyeron la primera cumbre de su tipo dedicada a la seguridad de los productos de consumo, que tuvo por objetivo fortalecer las protecciones para los niños y los consumidores de América del Norte. Los tres organismos federales con competencia sobre los productos de consumo de los Estados Unidos, Canadá y México emitieron una declaración conjunta (pdf) mediante la que promueven más cooperación y compromiso para asegurar la calidad de los productos fabricados y vendidos en América del Norte.

Según el representante de comercio de los Estados Unidos, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte entre los Estados Unidos, Canadá y México creó el área de libre comercio más grande del mundo, ya que une a 450 millones de personas que producen $17 billones en bienes y servicios. El creciente volumen de comercio mundial y la complejidad de las cadenas mundiales de abastecimiento exigen cooperación entre las autoridades dedicadas a la seguridad de los productos de consumo. Las organizaciones acordaron explorar más oportunidades de colaboración en las siguientes seis áreas:

  • consultas sobre reglamentaciones propuestas y normas voluntarias,
  • cooperación sobre evaluación del riesgo,
  • cooperación sobre la vigilancia del mercado e importaciones,
  • cooperación sobre capacitación y difusión dentro y fuera de América del Norte,
  • campañas coordinadas de concienciación del consumidor, y
  • consultas sobre potenciales retiros del mercado conjuntos u otras acciones correctivas.

"Enfrentamos desafíos y oportunidades comunes en la promoción de la seguridad de los productos; si colaboramos y somos proactivos podemos ser más eficaces en la protección de los consumidores de los Estados Unidos y de toda América del Norte", manifestó la presidenta de la CPSC Inez Tenenbaum.

"Contar con información real para identificar los riesgos de seguridad de los productos es esencial para asegurar a los consumidores de nuestros países que contamos con fronteras seguras y con empresas comprometidas ante el consumidor", explicó el procurador federal de consumo de Profeco, Bernardo Altamirano Rodríguez.

Las importaciones de México y Canadá se ubicaron en el segundo y tercer lugar, respectivamente, entre los productos de consumo importados que seguramente estarían bajo la jurisdicción de la CPSC. Ambos países comparten amplias fronteras con los Estados Unidos; los productos hechos en América del Norte o importados desde afuera a cualquiera de nuestros tres países podrían ingresar fácilmente en la jurisdicción de otro aliado.

"Si se pueden regular los productos de manera armónica y se pueden atender con rapidez los peligros emergentes, se beneficiarán los consumidores de los tres países", aclaró la presidenta Tenenbaum.

La declaración conjunta (pdf) se emitió durante la Primera Cumbre de Productos de Consumo de América del Norte celebrada por la CPSC. Este evento ofreció una oportunidad para que los líderes en seguridad de productos de estos países expusieran sus visiones compartidas a fin de lograr una mayor cooperación en este ámbito. La presidenta Tenenbaum también destacó que la Cumbre sirve como demostración práctica del apoyo a los principios detrás de las iniciativas del Consejo de Cooperación Regulatorio del presidente Obama entre los Estados Unidos y Canadá y entre aquel país y México.

Durante la Cumbre, la CPSC también renovó su memorando de entendimiento(English pdf) con Profeco. El memorando describe un marco de cooperación con el objetivo de reducir los riesgos irrazonables de lesiones y muertes asociados con productos de consumo respecto de los cuales la CPSC ya tiene un memorando vigente con Health Canada.

Los Estados Unidos, Canadá y México unen fuerzas para fortalecer la seguridad de los productos de consumo en América del Norte