Los productos para niños están sujetos a una serie de reglas federales de seguridad, denominadas reglas de seguridad de los productos para niños. Tras clasificar su producto usted puede identificar correctamente la serie de reglas de seguridad de los productos para niños correspondiente a su producto. La ley define un “producto para niños” como un producto de consumo diseñado o destinado principalmente a niños de 12 años de edad o menores.

La Comisión aprobó una regla interpretativa con explicación y ejemplos adicionales. En las preguntas frecuentes en esta página se resume la regla y ofrecen ejemplos. Si prefiere leer la regla, puede consultar la regla interpretativa de la Comisión.

¿Qué es un producto para niños?

La ley define un “producto para niños” como un producto de consumo diseñado o destinado principalmente a niños de 12 años de edad o menores. Se deberán tener en cuenta los factores a continuación para determinar si un producto de consumo está dirigido principalmente a un niño de 12 años de edad o menor:

- Una declaración del fabricante sobre el uso previsto del producto, incluso una etiqueta en el producto, si dicha declaración es razonable.

- Si en el envase, la presentación, la promoción o la publicidad se representa al producto como apropiado para el uso por parte de niños de 12 años de edad o menores.

- Si el producto es reconocido usualmente por consumidores como previsto para el uso de niños de 12 años de edad o menores.

- Las directrices para la determinación de la edad (pdf) expedidas por el personal de la Comisión en septiembre de 2002, y toda publicación subsiguiente.

Puede encontrar la ley en la sección 108(e) de la  Ley de mejora de la seguridad de los productos de consumo de 2008 (CPSIA) (ley pública 110-314) y la reglamentación interpretativa de la Comisión, en la parte 1200, título 16 del CFR (pdf).

¿Qué es un “producto para uso general”?

Los productos para uso general son productos de consumo que no están diseñados ni pensados principalmente para el uso de niños de 12 años de edad o menores.

Algunos productos pueden estar diseñados o pensados para el uso de consumidores de todas las edades, incluso de niños de 12 años de edad o menores. Dichos productos se consideran “productos para uso general”.

Si un consumidor mayor de 12 años de edad tiene la misma probabilidad, o incluso mayor, de interactuar con un producto que un niño de 12 años de edad o menor, entonces ese producto probablemente se considerará para uso general, según cómo se perciba el producto, con la aplicación de los cuatro factores mencionados anteriormente. Los productos utilizados por niños de 12 años de edad o menores que interesan cada vez menos a los adolescentes seguramente se considerarán productos para niños.

¿Por qué importa esto?

La clasificación de su producto le permite identificar correctamente la serie de normas de seguridad de los productos de consumo que se aplican a su producto.

Los productos para niños deben someterse a pruebas a cargo de terceros y contar con un certificado de producto para niños (CPC) en el que se compruebe el cumplimiento.

Los productos para uso general deben someterse a pruebas o estar sujetos a un programa de pruebas razonables y contar con un certificado general de conformidad (GCC) en el que se compruebe el cumplimiento.

Material


La presente comunicación ha sido preparada con fines informativos generales exclusivamente y se basa en los hechos y la información presentados. La misma no constituye ni tiene el objeto de constituir asesoramiento jurídico y no ha sido examinada ni aprobada por la Comisión, ni representa necesariamente su punto de vista. Toda opinión expresada en la presente comunicación está sujeta a cambio o sustitución por la Comisión.