Las secadoras más nuevas evitan las electrocuciones. Al comprar una secadora, busque

Alerta de Seguridad de Productos de Consumo

Documento #5037 de la CPSC



Las secadoras más nuevas evitan las electrocuciones. Al comprar una secadora, busque:

La Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de los Estados Unidos (CPSC) recomienda que los consumidores compren sus secadoras que cumplan con la norma voluntaria (vigente el 1 de enero de 1991) que proporciona protección adicional contra la electrocución. 

Para cumplir con la norma voluntaria, las secadoras sostenidas a mano han de proteger contra la electrocución si caen al agua con el conmutador aún "encendido" o en posición de "desconectado". 

La CPSC advierte que, independientemente de la protección mejorada, en ninguna circunstancia deberán los consumidores utilizar la secadora en donde pueda entrar en contacto con el agua. La electricidad y el agua constituyen una combinación potencialmente mortífera y en su presencia los niños deberían ser supervisados. 

A principios de la década de 1980 un promedio de 18 electrocuciones cada año fueron ocasionadas por las secadoras sostenidas a mano que caían y entraban en contacto con el agua. Ese número ha descendido a
aproximadamente 4 muertes por año desde que se implantó la norma voluntaria para evitar la electrocución. Sin embargo, la CPSC estima que hay millones de secadoras aún que se utilizan y no proporcionan ninguna protección contra la electrocución en el agua. Estas secadoras más viejas continúan presentando un riesgo de electrocución en los cuartos de baño y otros lugares en presencia del agua donde no se utilizan circuitos interruptores de puesta a tierra portátiles o permanentes (GFCIs). Algunas secadoras fabricadas antes de 1991 proporcionan sólo protección parcial contra la electrocución ya que sólo imparten protección cuando el conmutador está en posición de "desconectado". Estas secadoras pueden venderse aún. La CPSC anima a los consumidores a comprar las secadoras más nuevas que cumplan con las normas voluntarias y proporcionen de esta forma la medida de seguridad adicional. 

Para obtener amplia protección contra la electrocución en el hogar, la CPSC recomienda tener instalado GFCIs en las tomas de corriente en la pared en los baños, cocinas, sótanos, instalaciones al aire libre y garajes. Esta instalación debe hacerlo un electricista aprobado o comprar GFCls enchufables portátiles que puedan trasladarse de una toma de corriente a otra. Los GFCls pueden obtenerse en todos los establecimientos de venta de suministros de construcción, suministros eléctricos y ferreterías.

secadora con GFCI



009611