Gracias a la mayor rigidez en las normas de seguridad los juguetes son más seguros en esta temporada navideña

noviembre 16, 2011
Comunicado número: 12-042

Llegó la temporada en que papás, abuelos y amigos empiezan a preparar las listas de juguetes que comprarán para Navidad. La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) avisa a los consumidores que, si bien la seguridad debe ser lo primero en todas las listas de juguetes, las normas federales más rígidas están funcionando y devolviendo la confianza en la seguridad de los juguetes.

Entre las nuevas medidas de seguridad para juguetes se encuentran: el establecimiento del menor contenido de plomo y límites de pintura con plomo en el mundo; la estipulación de un estricto límite en el uso de ciertos ftalatos; la conversión de las normas voluntarias en normas obligatorias en el rubro de juguetes; la exigencia de pruebas con terceros y la certificación de juguetes diseñados o dirigidos principalmente a niños de 12 años o menores; la reducción en los nuevos límites de contenido de cadmio en juguetes y la colaboración con el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos a fin de dar seguimiento a embarques en tránsito provenientes de otros países para incrementar la incautación de juguetes peligrosos importados.

Estas medidas de seguridad, al igual que otras iniciativas adoptadas en este sentido por muchos fabricantes y vendedores de juguetes han contribuido a la reducción sostenida de retiros del mercado de juguetes desde 2008. En el año fiscal 2011 se retiraron 34 juguetes del mercado; en comparación, en el año fiscal 2010 se retiraron 46, en 2009 se retiraron 50 y en 172 en 2008. En cuanto al retiro del mercado de juguetes por violaciones en contenido de plomo, en 2011 se llevaron a cabo solo 4, mientras que en 2008 se retiraron 19.

"Los rígidos estándares contribuyen a la producción y llegada al mercado de juguetes más seguros", afirmó la presidenta Inez Tenenbaum. "Los padres y las demás personas que compran juguetes también deben estar alerta y elegir juguetes adecuados a cada edad, además de no dejar piezas pequeñas, pelotas o globos al alcance de los pequeños".

Las muertes de menores de 15 años vinculadas al uso de juguetes se incrementaron en 2010, pues se reportaron 17, mientras que en 2009 hubo 15 casos. Casi la mitad de estas muertes relacionadas con juguetes se debieron a atragantamiento con globos, pelotas pequeñas y pelotas de caucho.

Un nuevo informe (pdf, en inglés) publicado hoy por la CPSC destaca que en 2010 alrededor de 181,500 menores de 15 años recibieron atención de urgencia en hospitales estadounidenses debido a lesiones relacionadas con juguetes. Los scooters no motorizados siguen constituyendo el juguete vinculado al mayor número de lesiones. Es común que dichas lesiones incluyan laceraciones, contusiones y abrasiones del rostro y la cabeza. Es importante destacar que muchos de los incidentes se relacionaron con juguetes, mas no fueron causados por ellos.

A continuación presentamos algunas medidas de seguridad que sugerimos a los consumidores al realizar sus compras navideñas:

- Globos - Los niños pueden atragantarse o sofocarse con globos desinflados o rotos. No deje globos desinflados al alcance de menores de ocho años. Deseche los globos rotos de inmediato.

- Pelotas pequeñas y otros juguetes con piezas chicas - En el caso de menores de tres años, evite los juguetes que tengan piezas pequeñas pues podrían causar atragantamiento.

- Scooters y otros juguetes para desplazarse con ruedas - Los juguetes con ruedas, las patinetas y los patines en línea implican velocidad y las caídas pueden ser fatales. Hay que llevar casco y protecciones adecuadas todo el tiempo, y asegurarse de que se ajusten al tamaño del menor.

- Imanes - Evite los juegos de construcción o juguetes que lleven imanes pequeños si el regalo es para alguien menor de seis años. Tragarse imanes o piezas con imanes puede causar lesiones graves e incluso la muerte.

Una vez abiertos los regalos:

- Deseche de inmediato los empaques de plástico y otros en los que esté envuelto el regalo antes de que se conviertan en juguetes espontáneos y peligrosos.

- Mantenga los juguetes para niños mayores lejos de sus hermanos menores.

- Los adultos deben supervisar el manejo y la carga de pilas. Los cargadores y adaptadores pueden representar un riesgo de quemadura térmica para los más pequeños. Fíjese en las instrucciones y advertencias de los cargadores de pilas. Algunos cargadores carecen de mecanismo para evitar sobrecargas.

Además de alertar al público, la CPSC está comprometida a trabajar con fabricantes extranjeros y nacionales, importadores y minoristas de juguetes a fin de ayudarles a comprender y cumplir con los requisitos establecidos en los Estados Unidos para la comercialización de juguetes.