La CPSC aprueba un nuevo estándar federal de seguridad para los asientos de baño infantiles

mayo 20, 2010
Comunicado número: 10-237

La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de EE.UU. (U.S. Consumer Product Safety Commission, o CPSC), ha aprobado un nuevo estándar federal de seguridad para los asientos de baño infantiles. La votación sobre la normativa final fue de 5-0.

La norma federal para las sillas de baño infantiles representa la primera norma obligatoria emitida por la CPSC, conforme a la Ley de Mejoras para la Seguridad de los Productos de Consumo (Consumer Product Safety Improvement Act, o CPSIA), que gobierna una gama de productos duraderos para bebés y niños pequeños.

Los nuevos requisitos federales para las sillas de baño infantiles mejoran la norma voluntaria ASTM actual, debido a que añaden requisitos más estrictos de estabilidad a fin de evitar que el asiento de baño se voltee, además de requerir una abertura más estrecha para las piernas con el fin de evitar que los niños se deslicen a través de las mismas. También requiere una etiqueta de advertencia permanente más grande que alerta a los padres y cuidadores que los asientos de baño no son dispositivos de seguridad y que los bebés nunca se deben dejar solos en una silla de baño. La normativa federal incorpora las actuales disposiciones de la norma voluntaria, que requieren mecanismos de bloqueo y cierres de seguridad, y el cumplimiento de las normas de la CPSC en materia de puntas y bordes filosos, piezas pequeñas y plomo en la pintura.

Los asientos de baño infantiles se utilizan en el lavabo o la bañera para ofrecer apoyo frontal y dorsal al bebé que está sentado durante el baño. La comercialización de las sillas de baño infantiles está dirigida a los bebés de entre cinco y 10 meses de edad.

Desde 1983 hasta noviembre de 2009, se reportaron 174 muertes como resultado del uso de las sillas de baño, así como 300 denuncias de accidentes no mortales como resultado del uso de los asientos de baño. Muchas de los incidentes y las muertes involucraron a niños que habían sido dejados solos durante el baño.

Los niños pequeños se pueden ahogar rápidamente, incluso en pequeñas cantidades de agua. Nunca deje un niño solo, ni siquiera por un momento, cuando esté cerca de cualquier cuerpo de agua. Mantenga siempre al niño pequeño al alcance de la mano en una bañera. Y nunca deje a un bebé o niño pequeño sólo en una bañera bajo el cuidado de otro niño.

La información recopilada por el personal de la CPSC indica que no hay ningún asiento de baño para bebés actualmente en el mercado que cumpla con la nueva norma obligatorio.

La normativa final sobre los asientos de baño para bebés entrará en vigor seis meses después de su publicación en el registro federal (Federal Register). Los asientos de baño infantiles fabricados o importados a partir de esa fecha tendrán que cumplir con la nueva norma obligatoria.

El personal de la CPSC está trabajando para desarrollar estándares federales que gobernarán otros 20 productos duraderos para niños, como moiseses, cunas y andadores para bebés.

Para consultar las declaraciones de los comisionados de la CPSC acerca la nueva norma federal de seguridad para los asientos de baño para bebés, visite el sitio: Commissioner Thomas H. Moore (pdf) y Commissioner Anne M. Northup (pdf)