Nueve fabricantes y distribuidores anuncian el retiro del mercado de gel combustible, debido al peligro de quemaduras y llamarada que plantean

Para Publicación Inmediata
1 de septiembre de 2011
Publicación #11-315
Línea de información de la CPSC: (800) 638-2772
Contacto de la CPSC para la prensa: (301) 504-7908

Nueve fabricantes y distribuidores anuncian el retiro del mercado de gel combustible, debido al peligro de quemaduras y llamarada que plantean

WASHINGTON, D.C. - La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos (U.S. Consumer Product Safety Commission, o CPSC), en colaboración con nueve fabricantes y distribuidores, anunció hoy el retiro voluntario del mercado de todos los gels combustibles producidos o distribuidos por estas empresas. Debido a los graves riesgos de llamarada y quemaduras que éstos plantean cuando los consumidores añaden el gel líquido a una candil decorativo ya ardiente, los consumidores deben dejar de usar el gels combustibles inmediatamente.

El retiro del mercado afecta a unas 2 millones de unidades de distintos gels combustibles envasados en botellas de plástico de un litro y jarras de plástico de un galón, disponibles en formulaciones aromatizadas y no aromatizadas, que han sido vendidas desde 2008 a precios de entre $5 y $20 por las empresas indicadas más abajo.

Los consumidores pueden comunicarse con las siguientes empresas para obtener instrucciones de reembolso para el producto y para la devolución de botellas y jarras no utilizadas del mismo:

 

El gel combustible puede encenderse de forma inesperada y salpicar a la gente y los objetos cercanos cuando se vierte en un candil decorativo todavía ardiente. La CPSC tiene conocimiento de 65 incidentes que causaron dos muertes y 34 víctimas que fueron hospitalizadas con quemaduras de segundo y tercer grado en la cara, pecho, manos, brazos o piernas.

De los 65 incidentes, 28 de ellos - incluyendo 37 lesiones por quemaduras y dos muertes - se produjeron con los gels combustibles fabricados por Napa Home & Garden, que retiró del mercado sus productos en junio de 2011, en cooperación con la CPSC. También en junio, la CPSC emitió un comunicado de prensa (en inglés) alertando a los consumidores sobre los peligros de los gels combustibles. Todos los gels combustibles, independientemente del fabricante, plantean el riesgo de combustión espontánea.

Los consumidores no deben tratar de utilizar o arreglar las botellas de gel combustible con remedios caseros, o sustituir el combustible con otros materiales inflamables.

Los minoristas deben suspender la venta del inventario existente y retirar inmediatamente todas las existencias de gel combustible de los estantes. Algunas empresas están trabajando en el diseño de tapas que posiblemente eviten el peligro de llamarada.