Muerte por Estrangulación de Varios Niños Causa un Retiro para Reparar Persianas Enrollables y Cortinas Romanas de Lewis Hyman Inc.

Para Publicación Inmediata
26 de agosto del 2009
Publicación #09-324
       Línea de retiro de productos de la compañía: (877) 354-5457

Muerte por Estrangulación de Varios Niños Causa un Retiro para Reparar Persianas Enrollables y Cortinas Romanas de Lewis Hyman Inc.

WASHINGTON, D.C. - La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos, en cooperación con la firma mencionada abajo, anunció hoy un retiro voluntario de del siguiente producto de consumo. Los consumidores deben dejar de usar los productos mandados a retirar inmediatamente, a menos que se les indique lo contrario. Es ilegal el revender o intentar revender un producto de consumo que ha sido retirado del mercado.

Nombre del producto: Persianas enrollables ovaladas de 1/4" y cortinas romanas Woolrich

Unidades: Unos 4.2 millones de persianas enrollables y 600,000 cortinas romanas

Importador: Lewis Hyman Inc., de Carson, California

Peligro: Persianas enrollables: Puede ocurrir una estrangulación si los lazos para subir las persianas se salen del lado de la persiana y el cuello de un niño se enreda en el lazo suelto, o si un niño coloca su cuello entre el lazo para subir la persiana y el material de la persiana enrollable.

Cortinas romanas: Puede ocurrir una estrangulación cuando un niño coloca su cuello entre el cordón interno expuesto y la tela en la parte posterior de la cortina, o cuando un niño tira del cordón hacia fuera y se lo enrolla en el cuello.

Incidents/Injuries: En noviembre de 2007, un niño de 1 año de Norridgewock, en Maine, se enredó y se estranguló con el lazo del cordón para subir unas persianas enrollables, que se había caído en su cuna portátil. En octubre de 2008, un niño de 13 meses de Conway, Arkansas, fue encontrado con la cabeza entre el cordón interior expuesto y la tela de la parte posterior de unas cortinas romanas. El cordón no estaba enredado en el cuello del niño, sino que más bien iba de oreja a oreja y estranguló al niño.

Description: Este retiro del mercado abarca persianas enrollables que no cuenten con un dispositivo que permite que el lazo que sujeta la persiana se suelte bajo presión (ver imagen abajo) y todas las cortinas romanas Woolrich. Las persianas enrollables tienen tablillas plásticas ovaladas que miden alrededor de 1/4 pulgada de alto. Las persianas miden 72" o 96" de largo. El carril inferior tiene un sello de ADVERTENCIA que alerta lo siguiente: "Los niños pequeños pueden enredarse y estrangularse con el cordón o los lazos con cuentas" y una etiqueta que dice: "Lewis Hyman, Inc." y el año en que se fabricaron. Las persianas enrollables que no cuenten con un dispositivo que permite que el lazo que sujeta la persiana se suelte bajo presión no están incluidas en este retiro. El dispositivo se encuentra justo debajo del carril superior en el costado de las persianas.

Las cortinas romanas Woolrich vienen en tela asargada (twill) y tela de micro-gamuza y miden 72" de largo. El carril superior tiene dos etiquetas que dicen "Lewis Hyman, Inc., www.lewishymaninc.com" y "LHI, 005301, Made in China" respectivamente.

Vendidas en: Las cortinas romanas se vendieron exclusivamente en tiendas Target en todo el país y en Target.com desde marzo de 2006 hasta diciembre de 2008, por un precio entre $25 y $43. Las persianas enrollables se vendieron en tiendas al detalle en todo el país desde enero de 1999 hasta diciembre de 2003, por un precio entre $6 y $20.

Fabricado en: China

Remedio: Los consumidores deben revisar inmediatamente la parte posterior de las persianas enrollables para determinar si tiene broches de liberación (release clips). Si las persianas enrollables no tienen broches, deje de usarlas de inmediato y póngase en contacto con Lewis Hyman para recibir un juego de reparación gratis. 

Los consumidores deben dejar de usar inmediatamente las cortinas romanas y ponerse en contacto con Lewis Hyman para recibir un juego de reparación gratis. Los juegos de reparación para las cortinas romanas estarán disponibles a fines de septiembre.

Contacto para Consumidores: Para más información, llame a Lewis Hyman al número sin cargo (877) 354-5457 entre las 8 a.m. y las 5 p.m., hora del Pacífico, cualquier día de la semana, o visite el sitio web de la firma en www.lewishymaninc.com/recall

Nota: La CPSC recuerda a los consumidores que deben examinar todas las cortinas romanas y las persianas enrollables en sus casas. Si se encuentran cordones para subir las persianas enlazados, cordones internos expuestos o lazos para subir las persianas expuestos y en la casa hay niños o recibe visitas de niños, le pedimos que considere reemplazar las persianas con productos que no tengan cordones para subir persianas o cordones internos expuestos.

 

Persianas enrollables con tablillas plásticas ovaladas que miden alrededor de 1/4 pulgada de alto

Persianas enrollables con tablillas plásticas ovaladas que miden alrededor de 1/4 pulgada de alto

Persianas enrollables que no cuentan con un dispositivo que permite que el lazo que sujeta la persiana se suelte bajo presión - Incluidas en este retiro del mercado

Persianas enrollables que no cuentan con un dispositivo que permite que el lazo
que sujeta la persiana se suelte bajo presión - Incluidas en este retiro del mercado

Persianas enrollables que cuentan con un dispositivo que permite que el lazo que sujeta la persiana se suelte bajo presión- No están incluidas en este retiro del mercado

Persianas enrollables que cuentan con un dispositivo que permite que el lazo que sujeta
la persiana se suelte bajo presión- No están incluidas en este retiro del mercado

Lado Delantero de las Cortinas Romanas Woolrich

Lado Delantero de las Cortinas Romanas Woolrich

Lado Delantero de las Cortinas Romanas Woolrich

Lado Delantero de las Cortinas Romanas Woolrich

Lado Posterior de las Cortinas Romanas Woolrich – Se muestra el cordón que presenta el peligro de estrangulación

Lado Posterior de las Cortinas Romanas Woolrich – Se muestra el cordón que presenta el peligro de estrangulación