La CPSC aprueba nueva norma federal de seguridad para mochilas rígidas portabebés, portaniños

La nueva norma federal incorpora por referencia, sin enmiendas, al más reciente estándar voluntario desarrollado por ASTM International (ASTM F2549-14a), Especificación estándar de seguridad del consumidor para mochilas rígidas portabebés, portaniños.
febrero 24, 2015
Comunicado número: 15-085
Ampliar fotos
  • Adulto cargando a niño pequeño en una mochila portaniños rígida.

    1 of 1 photos

    Adulto cargando a niño pequeño en una mochila portaniños rígida.

WASHINGTON, D.C. – A fin de prevenir muertes y lesiones de bebés y niños pequeños, la Comisión para la Seguridad de los Productos del Consumidor de EE.UU (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) ha aprobado una nueva norma federal obligatoria para mejorar la seguridad de las mochilas rígidas portabebés, portaniños. La Comisión votó por unanimidad a favor de la norma (5 a 0) el 18 de febrero de 2015.

Las mochilas rígidas portabebés, portaniños están fabricadas en tela que va cosida a un metal tubular u otro marco rígido, y están diseñadas para llevar a un niño que pese entre 16 y 50 libras y que sea capaz de sentarse erguido sin ayuda. Las mochilas rígidas portabebés se llevan a la espalda de la persona a cargo. Este tipo de portabebés, portaniños suele usarse en caminatas y se parece mucho a las mochilas para senderismo/montañismo.

La nueva norma federal incorpora por referencia, sin enmiendas, al más reciente estándar voluntario desarrollado por ASTM International (ASTM F2549-14a), Standard Consumer Safety Specification for Frame Child Carriers (Especificación estándar de seguridad del consumidor para mochilas rígidas portabebés, portaniños). La norma obligatoria para mochilas rígidas portabebés, portaniños entra en vigor 18 meses después de su publicación en el Registro Federal y aplica a todas las mochilas rígidas portabebés, portaniños fabricadas o importadas a partir de esa fecha.  

La nueva norma de seguridad aborda los riesgos vinculados con las mochilas rígidas portabebés, portaniños reportados, entre ellos:

  • Elementos puntiagudos
  • Partes pequeñas
  • Presencia de plomo en la pintura
  • Requisitos de inflamabilidad
  • Riesgo de cortes, rasgaduras, pellizcos
  • Aberturas
  • Resortes espirales expuestos
  • Seguros y pasadores de seguridad (para portabebés, portaniños que se doblan para guardarlos)
  • Pliegues o dobleces inesperados (para portabebés, portaniños con dispositivos de despliegue por puntapié que se paran solos)
  • Etiquetado
  • Componentes protectores
  • Integridad estructural
  • Aberturas para las piernas (para ayudar a prevenir que los ocupantes más pequeños se caigan del portabebés a través de un sola abertura para las piernas)
  • Solidez dinámica (somete a prueba la estructura rígida, las cintas sujetadoras y las costuras/pasadas en condiciones dinámicas para prevenir roturas o separaciones)
  • Carga estática (asegura que el portabebés, portaniños puede soportar tres veces el peso máximo recomendado)
  • Estabilidad (para portabebés, portaniños que se paran solos)
  • Sujetadores (requiere que todos los portabebés, portaniños cuenten con un sistema de sujeción y también ofrece un método para someter los sujetadores a prueba), y
  • Integridad de las asas (ayuda prevenir que las asas se rompan o se separen cuando se jala con tres veces el peso máximo recomendado).

La CPSC ha recibido casi 50 reportes de incidentes relacionados con mochilas rígidas portabebés, portaniños que tuvieron lugar entre el 1 de enero de 2003 y el 4 de septiembre de 2014. Treinta y cuatro de ellos resultaron en lesiones.

Los cargadores de tela y las mochilas portabebés blandas están excluidos de esta norma y están cubiertos bajo otras normas.

La Ley de Notificación de Seguridad de Productos para Niños Danny Keysar, Sección 104(b), de la Ley de Mejoramiento de la Seguridad de Productos del Consumidor de 2008 (CPSIA) requiere a la Comisión a emitir normas de seguridad de productos del consumidor para productos duraderos para bebés o niños pequeños. En los últimos 5 años, la Comisión ha aprobado nuevas normas federales de seguridad para productos para niños, incluyendo cunas grandes, cunas de menor tamaño, corrales, andadores para bebés, asientos de baño para bebés, barandas para camas portátiles para niños, camas para niños pequeños, columpios para bebés, moisés y cunas, portabebés de mano, cunas de bebé para adosar a la cama, coches/carriolas para bebé y mochilas portabebés blandas para bebés y niños pequeños.