Se retiran del mercado juegos de imanes de alta potencia Buckyballs y Buckycubes debido a riesgo de ingestión; Craig Zucker costeará un Fondo para el retiro, acuerda con la CPSC

Numerosos incidentes de ingestión de Buckyballs y Buckycubes, muchos de los cuales requirieron cirugía.
mayo 12, 2014
Comunicado número: 14-172
Ampliar fotos
  • Juegos de imanes de alta potencia Buckyballs y Buckycubes

    1 of 1 photos

    Juegos de imanes de alta potencia Buckyballs y Buckycubes

WASHINGTON, D.C. –La U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU., CPSC) está anunciando el retiro del mercado voluntario de todos los Buckyballs y Buckycubes. El retiro de estos juegos de imanes de alta potencia se anuncia como parte del acuerdo de un caso administrativo presentado por la CPSC en julio de 2012, que buscaba un retiro del mercado obligatorio de los Buckyballs y Buckycubes. El acuerdo contempla que Craig Zucker, de Brooklyn, Nueva York, costee un Fondo para el retiro.

Desde 2009 hasta el presente, el personal de la Comisión ha recibido numerosos reportes de incidentes de ingestión que involucran a los Buckyballs y Buckycubes, muchos de los cuales requirieron cirugía. Este retiro tiene el propósito de proteger a niños y adolescentes del riesgo de lesión que puede ocurrir si se ingieren varios imanes.

La CPSC exhorta a los consumidores a dejar de usar de inmediato todos los Buckyballs y Buckycubes y verificar que los imanes de sus juegos no se hayan separado. Los fondos proporcionados por el señor Zucker se usarán para dar un reembolso a consumidores que sean propietarios de estos juegos magnéticos y los devuelvan. Los reembolsos se procesarán a través de un Fondo para el retiro que será costeado por el señor Zucker, pero creado y controlado por la CPSC.

Una vez que el Fondo para el retiro se haya establecido, se informará a los consumidores cuál es el proceso a seguir para recibir un reembolso. Los fondos proporcionados por el señor Zucker también se usarán para crear un sitio web con información sobre este retiro del mercado, incluyendo una página de inscripción en línea para presentar un reclamo.

Cuando se active el Fondo para el retiro, los propietarios de juegos de Buckyballs y Buckycubes tendrán seis meses para solicitar un reembolso. La CPSC exhorta a los consumidores a inscribirse para recibir gratuitamente las alertas por correo electrónico de la agencia, con el fin de que se les notifique a tiempo sobre el inicio de este retiro.

En julio de 2012, el personal de la CPSC presentó una queja administrativa contra Maxfield and Oberton Holdings, LLC, buscando un retiro del mercado de Buckyballs y Buckycubes. La CPSC modificó esa queja en mayo de 2013 para añadir al señor Zucker, individualmente, después que este disolvió Maxfield and Oberton Holdings. El personal de la CPSC y el señor Zucker, individualmente, y como un directivo de Maxfield and Oberton Holdings, LLC llegaron a un acuerdo de conciliación que incluye el retiro anunciado hoy y termina el proceso legal. La Comisión aprobó el acuerdo de conciliación el 9 de mayo de 2014.

El acuerdo resuelve las alegaciones del personal de la CPSC de que los juegos de imanes de alta potencia Buckyballs y Buckycubes crean un peligro del producto considerable. El señor Zucker disputó dichas alegaciones, pero ha aceptado el retiro para resolver las acusaciones en su contra en la queja.

Bajo la ley federal es ilegal que cualquier persona venda, ofrezca en venta, fabrique, distribuya en el comercio o importe a los Estados Unidos cualquier juego de imanes Buckyballs o Buckycubes.