La CPSC reconoce la Semana Nacional de Prevención de Envenenamientos; urge a los consumidores a "prepararse y prevenir"

La CPSC exhorta a consumidores a aprovechar la Semana Nacional de Prevención de Envenenamientos para "prepararse y prevenir" la exposición a productos venenosos en el hogar.
marzo 18, 2014
Comunicado número: 14-133

WASHINGTON, D.C. –  La Semana Nacional de Prevención de Envenenamientos (National Poison Prevention Week, NPPW, por nombre y sus siglas en inglés) se llevará a cabo del 16 al 22 de marzo de 2014, y la U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor de EE.UU., CPSC) está exhortando a los consumidores a que aprovechen este momento para "prepararse y prevenir" la exposición a productos venenosos en el hogar. Cada año, alrededor de 90,000 niños son atendidos en las salas de emergencia de todo el país debido a exposiciones no intencionales a venenos, muchas de las cuales ocurren en el hogar.

Desde los más conocidos hasta los que parecen más inofensivos, los peligros de los venenos acechan por todo el hogar. Para reducir el riesgo de envenenamiento accidental, la CPSC ha establecido un Centro de Información sobre la Prevención del Envenenamiento en línea para ayudar a consumidores a identificar potenciales riesgos de envenenamiento y adoptar medidas sencillas para prevenir la exposición.

"Las tapas de seguridad resistentes a niños en los envases de medicinas y productos de limpieza han salvado miles de vidas, pero todavía hay mucho que podemos hacer para proteger a los niños y prevenir que resulten expuestos a venenos en el hogar", dijo Robert Adler, presidente interino de la CPSC. "El tomar algunas precauciones sencillas y económicas puede marcar la diferencia entre la vida o la muerte de un niño".

Se urge a los consumidores a que vean más allá de botiquines de medicinas y gabinetes de cocina cuando de prevenir el envenenamiento se trata. Las baterías o pilas del tamaño de una moneda que son usadas en todo tipo de equipos electrónicos, como dispositivos de entrada remota, controles remotos y para juegos, tarjetas de felicitación musicales y otros productos que se ponen al alcance del niño, y se han vinculado a miles de incidentes de envenenamiento de niños. Una pila de célula tipo moneda atorada en la garganta puede causar quemaduras químicas potencialmente mortales en tan poco tiempo como dos horas.

La CPSC exhorta a los padres a que identifiquen aquellos productos en el hogar que usan estas pilas pequeñas y a que mantengan dichos productos fuera de la vista y el alcance de niños. La CPSC también exhorta a padres a que guarden cualquier pila suelta que encuentren en la casa y que las mantengan de forma segura fuera de la vista y el alcance.

En el cuarto de lavado, riesgos nuevos y emergentes relacionados con los paquetes de detergente líquido altamente concentrado para una sola carga de ropa han dado lugar a numerosas advertencias por parte de la CPSC. Estos paquetes, que comenzaron a venderse en Estados Unidos a principios de 2012, han conllevado a miles de niños atendidos en salas de emergencia de todo el país debido a la exposición a los contenidos venenosos de los paquetes. Para abordar este riesgo, la CPSC ha trabajado con fabricantes de los productos en relación con esfuerzos inmediatos y a largo plazo. Ahora los consumidores pueden ver los anaqueles de las tiendas surtidos con paquetes de detergente líquido con un empaque rediseñado. La adición de un nuevo empaque opaco y de iconos de advertencia estandarizados tiene como objetivo desalentar el interés de un niño en el producto y aumentar la concientización de los consumidores sobre el riesgo. Pero todavía necesitamos que los consumidores estén vigilantes y mantengan los paquetes de detergente fuera del alcance de los niños.

El monóxido de carbono (CO) es un gas incoloro e inodoro generado por productos que queman combustible, como generadores portátiles, calderas y vehículos. La exposición a altos niveles del venenoso monóxido de carbono en un espacio cerrado puede ser mortal en cuestión de minutos. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC, por nombre y sus siglas en inglés) estiman que cada año ocurren más de 400 muertes relacionadas con el CO. La CPSC estima que cada año se producen 170 muertes vinculadas a productos para el consumidor. Los generadores portátiles son el principal producto del consumidor involucrado en los envenenamientos por CO, y pueden generar exposiciones peligrosas en espacios cerrados, incluso cuando están funcionando al aire libre. Un generador colocado muy cerca de ventanas, puertas, respiraderos u otras aberturas puede resultar en altos niveles de CO dentro del hogar. Las alarmas de CO ayudan a detectar niveles peligrosos de monóxido de carbono en el hogar y deben estar instaladas en cada nivel de la casa. Las baterías de las mismas deben cambiarse todos los años.

Medidas rápidas y fáciles, tales como la instalación de alarmas de CO, la colocación de pilas de célula tipo moneda y paquetes de detergente líquido fuera del alcance y la vista de los niños y volver a colocar las tapas de seguridad resistentes a niños en los recipientes, pueden ayudar a prevenir incidentes de envenenamiento no intencional. Se urge a los consumidores a que visiten el Centro de Información sobre la Prevención del Envenenamiento en línea de la CPSC y a que usen las guías de seguridad como ayuda en la detección y corrección de riesgos ocultos de envenenamiento.

La CPSC une esfuerzos una vez más con organismos de seguridad del consumidor al norte y al sur de la frontera de Estados Unidos en la concientización del envenenamiento accidental. La CPSC, Health Canada y  la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) de México diseminarán alertas y consejos de prevención a través de los medios sociales usando el hashtag en español #EvitaElVeneno y en inglés #PreventPoison. Mediante la coordinación de mensajes, la CPSC continúa esforzándose para que Norteamérica sea la región más segura en materia de productos del consumidor.