Siete fabricantes anuncian retiros del mercado para reparar cunas para enfrentar peligros de atrapamiento, asfixia y caída

junio 24, 2010
Comunicado número: 10-270

La U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos; CPSC, según su sigla en inglés), con la cooperación de siete firmas, está anunciando el retiro voluntario del mercado de más de dos millones de cunas para enfrentar los peligros de las barandas móviles y otros riesgos que afectan la seguridad de los niños pequeños. Las firmas involucradas en el retiro del mercado están entregando a los consumidores kits de reparación gratis para inmovilizar las barandas móviles u otros remedios. No intente reparar estas cunas con soluciones caseras.

Los retiros del mercado de cunas con barandas móviles y fijas anunciados hoy son de unidades fabricadas entre los años 2000 y 2009 por las compañías que se detallan a continuación. Los consumidores deben ponerse en contacto con estas firmas directamente para obtener el remedio adecuado:

"Las cunas deberían ser el lugar más seguro de la casa para los bebés y los niños pequeños", afirma Inez Tenenbaum, presidenta de la CPSC. "La CPSC está comprometida a enfrentar los peligros de las cunas y recuperar la confianza de los padres en que sus hijos tendrán un sueño seguro".

La CPSC continúa investigando de manera activa varias cunas por peligros potenciales relacionados con las barandas móviles y otros riesgos, como parte de una iniciativa mayor del organismo para eliminar del mercado y de los hogares las cunas inseguras. Para hacer que las cunas sean más seguras, el personal de la CPSC también está trabajando en una nueva norma obligatoria, que se prevé que estará terminada durante el 2010.

La Juvenile Products Manufacturers Association (Asociación de Fabricantes de Productos Juveniles; JPMA, según su sigla en inglés) también ha lanzado una nueva iniciativa para la seguridad de las cunas. Los fabricantes mencionados están entregando kits gratuitos de inmovilización de cunas con barandas móviles para evitar que el lado rebatible se desprenda, más accesorios de reemplazo e instrucciones de ensamblaje para las cunas fabricadas por las firmas participantes. Estos materiales están disponibles gratuitamente a pedido de cualquier consumidor.

Las firmas involucradas en los retiros del mercado de hoy están entregando dispositivos de inmovilización u otros remedios como parte de la iniciativa de la JPMA para la seguridad de las cunas. Para obtener la lista de los fabricantes participantes y materiales descargables para asegurar que los niños tengan un sueño seguro, visite el sitio web de la JPMA, www.cribsafety.org

Los dispositivos de inmovilización, que estarán disponibles en las próximas semanas, deben instalarse para que la baranda móvil no se separe de la cuna. Los dispositivos de inmovilización no son una solución para las cunas con la baranda móvil rota o dañada. Si la baranda móvil de su cuna está rota, póngase en contacto con el fabricante para obtener un remedio alternativo.

El mes pasado la CPSC publicó una advertencia para alertar a padres y cuidadores de bebés sobre los peligros mortales relacionados con las cunas con barandas móviles. En los últimos cinco años se han retirado del mercado nueve millones de cunas con barandas móviles. El personal de la CPSC ha establecido que las cunas con barandas móviles suelen tener tendencia a ser estructuralmente menos seguras que las cunas con cuatro lados fijos.

También pueden producirse incidentes con las cunas con barandas móviles por un ensamblaje incorrecto o por el desgaste debido al tiempo. El tiempo es un factor importante en la seguridad de cualquier cuna. El personal de la CPSC recomienda que, como mínimo, no se use una cuna que tenga más de 10 años. Muchas cunas más viejas no cumplen las normas voluntarias actuales y pueden tener muchos problemas de seguridad.

Mensaje importante de la CPSC:

El lugar más seguro para que su bebé duerma es una cuna o un moisés, según la edad. Si su cuna ha sido retirada del mercado o tiene partes faltantes, rotas o sueltas, busque un lugar alternativo para un sueño seguro diseñado para un bebé. Si su bebé tiene menos de seis meses y aún no puede empujar con sus manos y sus rodillas, puede ponerlo a dormir en un moisés. Asegúrese de que su moisés no ha sido retirado del mercado. Aquí hay una lista. También puede usar un corralito.

No ponga ropa de cama adicional, como almohadas, colchas gruesas, edredones o algo de felpa en el espacio para dormir de su bebé. Todos los años mueren más bebés por asfixia en sitios para dormir afelpados que debido a cunas defectuosas. Siempre acueste a su bebé boca arriba, para reducir el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).

Para más información sobre Seguridad y Retiro del Mercado de Cunas, visite el Crib Information Center (Centro de Información sobre Cunas) de la CPSC.