La CPSC lanza una advertencia acerca de las cunas con baranda móvil

mayo 07, 2010
Comunicado número: 10-225

Como parte de su compromiso de asegurar un sueño seguro para los más pequeños, la Consumer Product Safety Commission (CPSC) (Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos), advierte una vez más a los padres y a los cuidadores acerca de los peligros mortales que representan las cunas con baranda móvil. En los últimos cinco años, la CPSC ha anunciado 11 retiros del mercado que involucraron más de 7 millones de cunas con baranda móvil, debido a peligros de asfixia y de estrangulación creados por la baranda móvil. El personal de la CPSC está investigando activamente a otros cuantos fabricantes de cunas en busca de peligros potenciales causados por barandas móviles, como parte de un esfuerzo mayor de parte de la agencia de eliminar las cunas inseguras del mercado y de los hogares. La CPSC continuará actuando agresivamente a fin de enfrentar cualquier riesgo y mantendrá al público informado.

El personal de la CPSC ha terminado una revisión exhaustiva de las fatalidades infantiles relacionadas con cunas, informadas a la agencia entre enero de 2000 y el día de hoy. El personal de la CPSC está enterado de que 32 bebés y niños pequeños murieron por asfixia y estrangulación, así como de cientos de incidentes que fueron causados por el desprendimiento de barandas móviles o que se relacionaban con ellas, en cunas hechas por diversos fabricantes.

Recalled Crib

Las reparaciones hechas en casa, como se muestra en la foto, pueden ser mortales.

Recalled Crib

Además de las 32 muertes que el personal de la CPSC asoció con el desprendimiento de las barandas móviles, la CPSC ha recibido otros 14 informes de muertes de niños debido a atrapamiento en cunas que podrían relacionarse con una baranda móvil. La información obtenida fue insuficiente para que el personal determinara de forma concluyente si la baranda móvil estuvo o no involucrada. De las 32 muertes que se analizaron, algunas ocurrieron en cunas donde la baranda móvil se soltó sin que los cuidadores advirtieran el desprendimiento, mientras que otras muertes ocurrieron luego de que el consumidor intentó reparar la baranda móvil, pero la reparación a la larga falló.

En otros incidentes, los consumidores instalaron la baranda móvil o las piezas de la baranda móvil de manera incorrecta, sin saberlo. En varios casos, esto ocurrió debido a instrucciones incorrectas o que se prestaban a confusión. En estos incidentes, la baranda móvil seguía pareciendo funcionar como se esperaba, pero la tensión en las piezas de la cuna resultó en que se desprendiera la baranda.

La Presidenta de la CPSC Inez Tenenbaum se ha comprometido con los padres y con los cuidadores en cuanto a que habrá un nuevo y ampliamente mejorado estándar federal obligatorio, este año, para las cunas. El estándar incorporará, como mínimo, el nuevo estándar voluntario que prohibirá las cunas con baranda móvil en el mercado de los Estados Unidos. Debido al nuevo estándar voluntario de la industria, muchos fabricantes ya han dejado de vender cunas con baranda móvil o lo harán a partir del 1 de junio de 2010.

Los peligros de la baranda móvil

El personal técnico de la CPSC ha determinado que las cunas con baranda móvil tienen generalmente la tendencia a ser menos sólidas estructuralmente que las cunas con los cuatro laterales fijos. Las piezas de la baranda móvil son propensas a romperse, deformarse o sufrir otro tipo de problemas durante el uso normal o previsto. Cuanto más vieja sea la cuna, pueden esperarse más problemas. Cuando las piezas de la baranda móvil se rompen o deforman, la baranda móvil puede soltarse de la cuna en una o más esquinas. Si un bebé o un niño pequeño se dan vuelta sobre ellos mismos o se mueven hacia el espacio creado por una baranda móvil parcialmente suelta, pueden quedar atrapados o encajados entre el colchón de la cuna y la baranda móvil, y asfixiarse. Los niños también pueden estrangularse en la forma en "V" formada por una baranda móvil que se suelta en uno de los extremos superiores.



Recalled Crib

El bebé puede estrangularse en el espacio en forma de "V" formado
cuando la parte superior de la baranda se desprende de la cuna



Recalled Crib

Cuando la baranda se desprende de la parte inferior de la cuna, el bebé
puede caer en el espacio que se forma y asfixiarse entre el colchón y la baranda

Consejo para los consumidores

Verifiquen su cuna regularmente y asegúrense de que no haya sido retirada del mercado.

Si bien el personal de la CPSC no puede decir que todas las cunas con baranda móvil sean peligrosas, basándose en las investigaciones de los incidentes que hemos recibido, la agencia cree que, en general, la mayoría de las cunas con baranda móvil son más propensas a sufrir fallas mecánicas que las cunas de diseño similar con laterales fijos. Además, es posible que las cunas más viejas no cumplan con los estándares voluntarios actuales. Entre los factores que contribuyen a los problemas de seguridad en las cunas más viejas, se encuentran:

  • Cuanto más se usó una cuna, más gastadas están las piezas y las juntas, lo que permite que los tornillos se aflojen y se caigan, y que las partes plásticas se doblen y se rompan.
  • El armar y desarmar las cuna repetidamente aumenta la probabilidad de que las piezas de la cuna se dañen o se pierdan.
  • La madera se arquea y encoje con el paso del tiempo, y el pegamento puede debilitarse. Esto puede ocasionar fallas en las juntas y en los barrotes.

Mensaje importante de la CPSC: la CPSC recuerda a los padres que no usen ninguna cuna con piezas faltantes, rotas o flojas. Asegúrense de ajustar el material de la cuna periódicamente para que se mantenga firme. Al usar una cuna con baranda móvil, los padres deberían verificar que la baranda móvil o cualquier otra pieza móvil funcionen sin problemas. Siempre verifiquen que todos los laterales y esquinas de la cuna estén bien enganchados. Una pieza desenganchada puede crear un espacio libre y atrapar a un niño. Además, no intenten reparar ninguna baranda de la cuna. Han muerto bebés en cunas que los cuidadores intentaron reparar.

Si su bebé tiene menos de seis meses y todavía no puede levantarse con las manos o rodillas, pueden acostarlo a dormir en un moisés. Asegúrense de que su moisés no haya sido retirado del mercado. Aquí hay una lista (en inglés). También pueden usar un corralito. No coloquen ropa de cama adicional, como almohadas, colchas gruesas, edredones ni nada afelpado en el lugar donde duerme su bebé. Más bebés mueren de asfixia cada año en lugares para dormir recubiertos con felpa que en ninguna cuna defectuosa.