La CPSC Alerta Sobre el Peligro de Ahogamientos en el Hogar Asociados a Bañeras, Asientos de Baño y Cubos

octubre 07, 2009
Comunicado número: 10-008

El fin de la temporada de las piscinas y de nadar al aire libre no significa el fin del peligro de ahogarse para los niños pequeños. Después de las piscinas, más niños se ahogan en bañeras que en cualquier otro producto en la casa y alrededor de la casa.

En el período de 2003 a 2005, el personal de la CPSC recibió informes sobre un promedio de 90 niños menores de 5 años que se ahogaron en bañeras (62%), asientos de bebé o bañeras portátiles para bebés (15%), cubos o baldes (11%), productos de jardín o de patio (6%) y otros productos (4%). Hubo un promedio anual de otros 39 informes adicionales de incidentes de sumersión no mortales en el período de 2005 a 2007 con los mismos productos. La mayoría de los ahogamientos y de los incidentes de sumersión no mortales les ocurrieron a niños de menos de 2 años.

"Lo que los padres deben saber es que dondequiera que haya agua, hay un peligro de ahogarse para los niños", dijo Inez Tenenbaum, presidenta de la CPSC. "Los padres no deben bajar la guardia; los niños pequeños necesitan una supervisión constante en las bañeras, los asientos de baño y los cubos".

Muchos de los incidentes informados tuvieron que ver con un descuido en la supervisión de los cuidadores, como salir del baño por un momento mientras el niño estaba en la bañera, para contestar el teléfono o abrir la puerta, o para buscar un artículo, como una toalla. En otros incidentes, pusieron a un hermano mayor a cuidar a un niño menor.

La CPSC recomienda a los padres y cuidadores que sigan estas recomendaciones de seguridad cuando hay niños en bañeras, asientos de baño, cubos, spas o estanques y fuentes decorativas:

  • Nunca deje a los niños pequeños solos, ni siquiera por un momento, cerca del agua. Los niños pequeños se pueden ahogar rápidamente incluso en una pequeña cantidad de agua.

     

     

  • Siempre tenga al niño pequeño al alcance de la mano cuando esté en la bañera. Si tiene que salir del baño, lleve al niño con usted.

     

     

  • No deje a un bebé o a un niño pequeño en una bañera bajo el cuidado de otro niño pequeño.

     

     

  • Nunca deje a un niño solo cerca de un cubo, aunque tenga una cantidad pequeña de líquido. Los niños pequeños pueden caerse de cabeza en el cubo y ahogarse. Después de usar un cubo, siempre vacíelo y guárdelo donde los niños pequeños no lo puedan alcanzar. No deje los cubos afuera, para que no se llenen de agua de lluvia.

     

     

  • Aprenda CPR (resucitación cardiopulmonar). Puede salvar una vida cuando los segundos cuentan.

     

Las cifras mencionadas anteriormente y otros datos sobre incidentes de sumersión en lugares que no son piscinas ni spas se encuentran en el informeSubmersions Related to Non Pool and Non Spa Products (Sumersiones relacionadas con productos que no son piscinas ni spas) de 2008 (PDF), de la CPSC, que contiene las últimas cifras disponibles: muertes en el período de 2003 a 2005 e incidentes no mortales en el período de 2005 a 2007. Los datos de muertes y lesiones difieren debido a un retraso en informar las muertes. Las muertes y lesiones en piscinas y spas se presentan en otros informes sobre sumersión. Para más información, vea:www.cpsc.gov/library/data.html