La CPSC Advierte: En Este Halloween No Sea Acechado por Quemaduras y Lesiones

octubre 28, 2009
Comunicado número: 10-028

Pronto los demonios necrófagos y los duendes traviesos de la noche de Halloween rondarán las calles de los vecindarios en busca de golosinas. La U.S. Consumer Product Safety Commission (CPSC, Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos) quiere asegurar que las llamas de las velas de las linternas de calabaza, los obstáculos decorativos en el porche o en el césped, y los bordes afilados en disfraces y accesorios no impidan que los niños disfruten de esta tradición anual de salir a pedir golosinas.

Los incidentes que resultan en quemaduras debido a disfraces inflamables y las laceraciones relacionadas con el tallado de las calabazas encabezan la lista de las lesiones relacionadas con Halloween.

"El uso de tejidos inherentemente resistentes a las llamas en disfraces hechos en casa y el uso de velas operadas mediante pilas al decorar la casa para Halloween puede ayudar a mantener a salvo a los niños", señaló Inez Tenenbaum, presidenta de la CPSC.

Haga que la celebración de este año sea segura siguiendo sencillos consejos de seguridad:

Disfraces

  • Al comprar disfraces, máscaras, barbas y pelucas, busque tejidos que sean resistentes a las llamas como nylon o poliéster, o busque que la etiqueta tenga escrito "Flame Resistant" (resistente a las llamas). Los tejidos resistentes a incendios resisten llamas y deben extinguirse rápidamente. Para minimizar el riesgo de contacto con velas y otras fuentes de incendio, evite disfraces hechos con materiales que puedan incendiarse fácilmente y con mangas grandes y flojas o faldas anchas y ondulantes.

  • Compre o haga disfraces que sean ligeros, brillantes y claramente visibles a los conductores. 

  • Para mayor visibilidad durante el crepúsculo y en la oscuridad, decore o adorne los disfraces con cinta reflectora que brille bajo el haz de los faros de un vehículo. Las bolsas o sacos también deben ser de colores claros o tener decoraciones con cinta reflectora. La cinta reflectora, por lo general, está disponible en ferreterías y en tiendas de artículos deportivos y para ciclismo. 

  • Los niños deben portar linternas, para poder ver bien y ser vistos claramente. 

  • Los disfraces deben ajustar bien y no arrastrarse por el suelo para evitar tropezones y caídas. 

  • Los niños deben usar calzado que ajuste bien y que sea resistente. Los tacones excesivamente altos no son una buena idea. 

  • Ate con seguridad sombreros y bufandas para evitar que se deslicen sobre los ojos de los niños y obstruyan su visión. 

  • Si su niño usa una máscara, asegúrese de que le queda bien, que permite ventilación adecuada y que los agujeros para los ojos son suficientemente grandes para permitir visión completa. 

  • Las espadas, cuchillos y accesorios similares de disfraces deben ser de un material blando y flexible.

Golosinas

  • Advierta a los niños que no coman ninguna golosina antes de que un adulto la haya examinado cuidadosamente y compruebe que no ha sido alterada. 

  • Examine cuidadosamente cualquier juguete u objeto novedoso recibido por sus hijos menores de tres años de edad. No permita que los niños pequeños tengan artículos que sean lo suficientemente pequeños como para presentar un peligro de atragantamiento o artículos que tengan partes o componentes que sean lo suficientemente pequeños como para poder separarse durante el uso y presentar peligro de atragantamiento.

Decoraciones

  • Mantenga las velas y linternas de calabaza lejos de rellanos y escalones donde los disfraces pueden rozar contra la llama. 

  • Cuando espere a niños pidiendo golosinas quite los obstáculos del césped, escalones y porches. 

  • Dentro del hogar, mantenga las velas y las linternas de calabaza lejos de cortinas, decoraciones y otros objetos que pudieran encenderse. No deje desatendidas velas encendidas. 

  • Lo mismo dentro que fuera de su casa, use sólo luces que hayan sido sometidas a pruebas de seguridad por un laboratorio de pruebas reconocido. Verifique que cada juego de luces, nuevo o viejo, no tenga portalámparas rotas o agrietadas, cables pelados o descubiertos, o conexiones flojas. Deshágase de los juegos dañados. 

  • No sobrecargue las extensiones eléctricas.