Peligro Mortal: La CPSC Insta a los Padres a que No Acuesten los Bebés en Colchones de Aire

diciembre 18, 2007
Comunicado número: 08-137

Esta es la temporada cuando los hogares se llenan de regalos y huéspedes. Cuando los padres estén viajando es posible que seleccionen ambientes alternativos donde acostar a los bebés a dormir. La Comisión para la Seguridad de los Productos de los Estados Unidos (CPSC por sus siglas en inglés) está advirtiendo a las familias a través de todo el país que los colchones de aire son demasiado blandos para que los bebés duerman en éstos. Nunca acueste los bebés a dormir en un colchón de aire u en otra superficie blanda (tales como camas de agua y camas para adultos) las cuales no están diseñadas específicamente para el uso de los bebés y tampoco son seguras para éstos.

Desde el 2002, la CPSC ha recibido reportes de 16 muertes trágicas. La mayoría involucraron bebés menores de 8 meses que fueron acostados a dormir en un colchón de aire: 11 se asfixiaron mientras estaban boca abajo y 5 murieron por asfixia al caer en el espacio entre el colchón y el marco de la cama o entre el colchón y la pared o muebles adyacentes.

Los colchones inflables de una plaza, de dos plazas y "queen" son usualmente diseñados para adultos y para niños mayores. Aún los colchones de aire que son inflados apropiadamente usualmente son demasiado blandos y pueden interferir con la entrada de aire en la vía respiratoria de los bebés. Los colchones que pierden aire y no están inflados completamente también contribuyen a estos incidentes.

Dondequiera que duerma, su bebé debe estar tan seguro como sea posible. La CPSC recomienda estos consejos para que su bebé duerma seguro:

  • Siempre acueste su bebé de espalda para reducir el riesgo de que sufra el Síndrome de Muerte Infantil Súbita (SIDS por su sigla en inglés)

     

     

  • Nunca acueste a un bebé a dormir en una cama para adultos. Los bebés pueden asfixiarse en la ropa de cama o pueden quedar atrapados entre el colchón y el marco de la cama o entre el colchón y la pared.

     

     

  • Cuando use una cuna, asegúrese de que cumpla con las normas de seguridad actuales, que tenga un colchón firme y bien ajustado y una sabana inferior ajustada.

     

     

  • Cuando use una cuna portátil o un corralito, asegúrese de usar solo el colchón o almohadilla que el fabricante haya proporcionado.