Cuando Atrase la Hora de los Relojes, Inspeccione las Pilas y la Edad de las Alarmas

noviembre 02, 2007
Comunicado número: 08-062

Desde el 1992, la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (CPSC por sus siglas en inglés) le ha recordado a los consumidores que inspeccionen las alarmas detectoras de humo y cambien las pilas cuando cambien la hora de los relojes, pero durante este tiempo muchas alarmas han perdido su efectividad. Este año la CPSC quiere recordarles a los consumidores que reemplacen las alarmas detectoras de humo cada diez años y las alarmas de monóxido de carbono (CO) cada cinco años.

En una encuesta telefónica nacional de hogares realizada por la CPSC, 97 por ciento de los hogares tenían al menos una alarma detectora de humo. Esta es una buena noticia, pero sin pilas frescas, las alarmas no funcionarán cuando se necesiten. Además, los sensores de las alarmas se degradarán y perderán efectividad con el paso del tiempo debido a la contaminación ambiental y a la edad del equipo.

De acuerdo con reportes de la Asociación Nacional para la Protección Contra Incendios (NFPA), en Estados Unidos en el 2005 se reportaron más de 1.6 millones de incendios. Estos incendios causaron cerca de 3,700 muertes en la población civil y 18,000 lesiones. Además, desde el 2002 hasta el 2004, la CPSC estimó un promedio anual de 166 muertes por exposición a CO que no estaban relacionadas a incendios y que fueron accidentales.

“Millones de personas en los Estados Unidos no están protegidas adecuadamente contra incendios y CO porque las pilas de sus alarmas se han gastado o la alarma es muy vieja,” dijo la Presidenta Interina de la CPSC Nancy Nord. “La alarmas no duran para siempre y las viejas necesitan ser reemplazadas.”

Los consumidores necesitan permanecer alerta contra el envenenamiento por monóxido de carbono y los incendios. La CPSC recomienda tres consejos sencillos para proteger su vida, las de sus seres queridos y su hogar:

  1. Asegúrese de que su hogar está protegido con alarmas detectoras de humo y alarmas detectoras de monóxido de carbono. Las alarmas que detectan tanto el humo como el monóxido de carbono están disponibles en el mercado.

     

  2. Pruebe las alarmas mensualmente para asegurarse de que funcionan.

     

  3. Una vez al año, cambie las pilas cuando cambie la hora de su reloj.