La CPSC Advierte que los Ahogamientos de los Niños Pequeños Ocurren Rápida y Silenciosamente

mayo 24, 2007
Comunicado número: 07-195

La U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de EE.UU. -- CPSC, según siglas en inglés) reporta que cada año hay sobre 260 muertes por ahogamientos de niños menores de 5 años en piscinas y se estima que anualmente 2,725 niños son atendidos en salas de emergencia de hospitales por lesiones por inmersión en piscinas-mayormente en piscinas residenciales. La CPSC insta a los padres a usar capas de protección alrededor de la piscina para prevenir que sus niños se conviertan en una víctima de ahogamiento.

Junto con la campaña de prevención ahogamientos de este año, la CPSC ha producido un anuncio de servicio público (transcripción) para ilustrar lo que ocurre cuando un niño pequeño cae en una piscina. Este demuestra vívidamente lo que usted espera escuchar y como suena en la realidad.

"Los padres podrían pensar que si su hijo se cae en el agua, escucharían muchos chapoteos y gritos, y que podrían rescatarlo", dijo Nancy Nord, Presidenta Interina de la CPSC. "En muchas ocasiones, sin embargo, los niños se caen en el agua silenciosamente. Aún gente cercana a la piscina a menudo reportan que no escucharon nada fuera de lo ordinario."

Para reducir el riesgo de ahogamiento, la CPSC recomienda el adoptar capas de protección incluyendo barreras físicas tales como cercas con portones que se cierren y aseguren automáticamente alrededor de toda la piscina para prevenir que los niños la accedan cuando no están siendo supervisados. Si la casa forma un lado de la barrera, use alarmas en las puertas que conducen al área de la piscina o una cubierta mecánica de seguridad sobre la piscina.

Es importante que siempre esté preparado para una emergencia teniendo equipo para rescate y un teléfono cerca de la piscina. Además, todos los padres que tienen piscinas deben tomar un curso de resucitación cardiovascular (CPR).

"Ninguna capa de protección es 100% eficaz para la prevención de ahogamientos en piscinas", dijo Nord. "Use tantas capas de protección como sea posible. Múltiples barreras y supervisión constante son esenciales para proteger a los niños."

El año pasado, la CPSC destacó el aumento en los peligros de las populares piscinas que son inflables o portátiles, las cuales fluctúan en tamaño entre pequeñas piscinas para niños y hasta piscinas que miden 4 pies de profundidad y 18 pies de ancho. Entre el 2004 y el 2006, la CPSC recibió 47 reportes de muertes de niños relacionadas a piscinas inflables.

Las piscinas inflables de gran tamaño son relativamente económicas- las piscinas grandes con filtros para el agua pueden costar menos de $200. Estas usualmente tienen lados flexibles o sesgados que faciliten que los niños se metan en éstas aún sin la ayuda de una escalera. Es posible que estas piscinas no estén incluidas en los reglamentos locales que requieren barreras y a menudo son compradas por los consumidores sin considerar las barreras, tales como cercas, que son necesarias para proteger a los niños pequeños.

Además de las barreras y supervisión constante, la CPSC ofrece los siguientes consejos para prevenir las muertes por ahogamientos:

  • Ya que cada segundo cuenta, siempre busque a un niño perdido primero en la piscina. Tiempo muy valioso usualmente se pierde buscando al niño en cualquier lugar menos en la piscina.

  • No deje juguetes y balsas que puedan atraer a los niños pequeños a la piscina y causarles que caigan en el agua cuando tratan de alcanzar el objeto.

  • Para las piscinas sobre el terreno y las piscinas inflables con escaleras, remueva o asegure la escalera cuando la piscina no está siendo usada.

  • Aún si los niños pueden nadar, ésto no los hace resistentes a ahogamientos. Siempre supervise a los niños que están usando la piscina.

Para más información sobre la prevención de ahogamientos, la CPSC tiene las siguientes publicaciones disponibles (en inglés): Safety Barrier Guidelines for Pools (PDF), y How to Plan for the Unexpected (PDF).

Además, recientemente la CPSC actualizó la publicación Guidelines for Entrapment Hazards: Making Pools and Spas Safer, la cual provee información sobre los peligros de quedar atrapado en desagües. La CPSC recomienda que un profesional inspeccione las piscinas y los spas para determinar si hay peligros de quedar atrapado y para asegurarse de que las cubiertas de los desagües están colocadas correctamente. La publicación además identifica otras estrategias importantes para tratar los peligros de quedar atrapado en piscinas nuevas y existentes.

Usted puede obtener copias de todas estas publicaciones gratuitas llamando a la línea gratuita de la CPSC (800) 638-2772.