Agencias Federales Están Trabajando para Proteger Nuestros Niños de Juguetes Peligrosos

noviembre 30, 2005
Comunicado número: 06-041

Esta es la temporada del año en que los padres y familiares se dirigen a los establecimientos de juguetes con la esperanza de encontrar el regalo perfecto para sus niños. Con el fin de asegurarse de que los consumidores tienen la experiencia de compra más segura, la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos (CPSC) y Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) han estado trabajando en los puertos para identificar juguetes peligrosos y evitar que estos lleguen a los establecimientos. Mientras el gobierno hace su parte para proteger a nuestros niños de juguetes peligrosos, los padres y abuelos pueden contribuir a la seguridad de su familia siendo consumidores informados.

“Al entrar en esta temporada de fiestas, los niños alrededor de la nación harán sus listas de los juguetes que quieren tener,” indicó el director de la CPSC. “Sin embargo, lo que un niño quiere no siempre es la mejor opción cuando se trata de seguridad.”

En esta temporada de fiestas, Stratton exhorta a los padres y encargados a que compren informadamente para encontrar aquellos regalos que complazcan a los niños y que al mismo tiempo sean seguros.

En la conferencia de prensa junto a Stratton participó Vera Adams, Directora Ejecutiva de la “Trade Enforcement and Facilitation” en el CBP, una agencia dentro del Departamento de Seguridad del Territorio Nacional, el cual juega un papel muy importante en la seguridad de los productos de consumo. Aduana y Protección de Fronteras es la primera línea de defensa en contra de productos peligrosos o ilegales que tratan de entrar a los Estados Unidos.

“CBP y CPSC trabajan cooperativamente con el fin de investigar y analizar mercancías. Nuestros oficiales de Aduana y Protección Fronteriza embargan mercancías, incluyendo juguetes, que son peligrosos para el público y aquellos que violan los derechos de propiedad intelectual lo cual le cuesta a la economía de los Estados Unidos entre $200 a $250 billones de dólares en pérdidas de ganancias,” indicó Adams.

CPSC ha recibido informes sobre 16 fallecimientos relacionados a juguetes que involucran niños menores de 15 años ocurridos en el 2004. La mayoría de estos fallecimientos ocurrieron cuando un niño se asfixió con una bola pequeña u otros juguetes o accidentes que involucran triciclos golpeados por vehículos de motor o que se cayeron en piscinas. También en el 2004, cerca de 161,100 niños fueron atendidos en salas de emergencias en los Estados Unidos debido a lesiones ocasionadas por juguetes.

CPSC recomienda los siguientes consejos para ayudar a los padres y familiares a escoger los juguetes apropiados para los niños:

 

  • Seleccione los juguetes de acuerdo a la edad del niño, sus habilidades, aptitudes y nivel de interés. Juguetes diseñados para niños mayores podrían ser peligrosos para niños pequeños.

     

  • Evite comprar juguetes con piezas pequeñas para niños pequeños, infantes, y todos los niños que se metan objetos en la boca, porque estos presentan un peligro de asfixia.

     

  • Busque juguetes cuyas piezas tales como ojos, narices y otras piezas pequeñas estén bien aseguradas.

     

  • Para niños menores de 8 años, evite juguetes que tiene bordes afilados.

     

  • Para niños menores de 8 años, no compre juguetes eléctricos con elementos que puedan calentarse.

     

  • Lea las etiquetas. Busque las etiquetas de los juguetes que proveen la edad y recomendaciones de seguridad y utilícelas como guía.

     

  • Revise las instrucciones de los juguetes para clarificaciones tanto para usted como para el niño, cuando sea apropiado.

     

  • Deshagace de las envolturas de plástico de los regalos inmediatamente ya que estas pueden causar asfixia.