La CPSC Anuncia Nueva Política Sobre el Plomo en Joyería de Metal para Niños

febrero 03, 2005
Comunicado número: 05-097

La Comisión de Seguridad para los Productos del Consumo de los Estados Unidos (CPSC, por sus siglas en inglés) anunció hoy una nueva política de cumplimiento y aplicación (pdf) para reducir el potencial de riesgos para la salud originados por el plomo en joyería de metal para niños. La nueva política, la cual se puede ver en el sitio Web de la CPSC, le da a los fabricantes, importadores y vendedores una orientación clara sobre las medidas que deben tomar para minimizar el riesgo para los niños. La CPSC también está especificando losprocedimientos de prueba de laboratorio (pdf) que usará para analizar el contenido de plomo.

La nueva política explica cómo el personal de la CPSC hará pruebas para determinar la presencia de plomo joyería para niños, e identifica los niveles de plomo que darán lugar a una mayor atención. El personal de la CPSC realizará primero una prueba para determinar el contenido de plomo de cada tipo de componente en una joya. Por ejemplo, un collar puede estar compuesto por una cadena, un broche, un colgante y uno o más tipos de cuentas. Si el contenido de plomo de cada componente es menor o igual a 600 partes por millón (ppm), el personal no buscará una retirada del mercado u otra acción correctiva. Si el contenido de plomo de cualquier componente supera las 600 ppm, el personal de la Comisión realizará más pruebas usando el método de extracción de ácido. Si la prueba de extracción de ácido produce una cantidad de plomo accesible menor o igual a 175 microgramos (ug), no se pedirá ninguna acción correctiva.

Las piezas en joyería de metal con un contenido de plomo accesible mayor que 175 ug podrían resultar en un aumento en el nivel de plomo en la sangre de los niños. En estos casos, el personal de la CPSC decidirá qué acción correctiva puede ser apropiada en cada caso. El personal considerará la edad de los niños que tienen más probabilidades de usar las joyas, el nivel de plomo accesible, el tamaño y la forma de los componentes de la joya, las probables rutas de la exposición y otros factores.

El personal de la Comisión recomienda que las firmas que tienen el propósito de vender joyería para niños en los Estados Unidos mantengan los niveles de plomo más bajos posibles, y que hagan pruebas a sus productos siguiendo nuestras directrices, para garantizar que no contengan más de 600 ppm de plomo. "No queremos que la joyería para niños tengan una cantidad de plomo accesible que podría causar un aumento del nivel de plomo en la sangre", dijo Hal Stratton, presidente de la CPSC. "Exhortamos a los fabricantes a reducir el contenido de plomo de sus productos lo más posible por debajo de la marca de 600 ppm".

Aunque la pintura de plomo en estado de deterioro en los hogares es la mayor causa de envenenamiento por plomo entre los niños, la exposición al plomo de otras fuentes aumentan el riesgo general. La comunidad científica por lo general reconoce un nivel de plomo en la sangre de 10 microgramos por decilitro (ug/dl) de sangre como un nivel de preocupación, y recomienda varias actividades de prevención contra el envenenamiento por plomo. Para prevenir que los niños pequeños tengan un nivel de plomo en la sangre superior a 10 ug/dl, la CPSC intenta limitar la exposición al plomo en todos los productos de consumo, incluida la joyería de metal para niños.

En 2004, la CPSC anunció la retirada del mercado de más de 150 millones de joyas de juguete en máquinas de venta automáticas y otros establecimientos. La Comisión conoce varios casos en los que los niños desarrollaron altos niveles de plomo en la sangre después de tragarse o de chupar joyas repetidamente. El envenenamiento por plomo en los niños se asocia a problemas de conducta, dificultades de aprendizaje, problemas auditivos y retraso del crecimiento.