La CPSC y Organizaciones Nacionales de Seguridad Anuncian la "Campaña de Retiradas de Productos Peligrosos 2004", una Asociación para Detener Reventa de Productos Peligrosos La CPSC también anuncia nuevas retiradas de productos peligrosos

abril 14, 2004
Comunicado número: 04-120

La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (U.S. Consumer Product Safety Comission, CPSC), anunció hoy varias retiradas del mercado y una iniciativa para lograr sacar de los anaqueles de establecimientos de reventa, productos previamente retirados del mercado.

  • Tek Nek Toys anunció la retirada de 70,000 juguetes para montar porque el mecanismo de tuerca y tornillo que sujeta el timón se puede desaflojar y así presentar un peligro de asfixia; Tek Nek recibió seis informes de casos en los cuales el tornillo y la tuerca se desaflojaron, incluyendo un reporte de la muerte de un bebé de 18 meses de edad que aspiró un tornillo.
  • Mattel anunció la retirada de 314,000 juguetes "Batman Batmobile" porque las alas rígidas de plástico forman una punta que presenta riesgos de cortadura o laceración; se han reportado 14 lesiones.
  • Nikko America anunció la retirada de 267,000 camiones de juguete a control remoto (radio-control toy trucks) debido a un problema de sobrecalentamiento en la tarjeta de circuitos; ha habido cinco reportes de sobrecalentamiento, con daños menores a la propiedad causados por el fuego y el humo.

Para mantener productos como estos permanentemente fuera del alcance de los consumidores, la CPSC está uniendo fuerzas con la National Safe Kids Campaign (Campaña Nacional de Seguridad para los Niños, Safe Kids), The Danny Foundation y la National Association of Resale & Thrift Shops (Asociación Nacional de Tiendas de Reventa y de Segunda Mano, NARTS) para lanzar una enorme Redada de Productos Peligrosos en Reventa.

"Desafortunadamente, muchos productos como los que estamos retirando del mercado el día de hoy, pueden permanecer en los hogares de los consumidores por mucho tiempo"- dijo el presidente de la CPSC, Hal Stratton. "Las familias que planean visitar una tienda local de segunda mano o realizar una venta de garaje deben tomar medidas para no comprar o vender un producto peligroso".

Para prevenir lesiones o muertes causadas por productos como cunas viejas en las que un bebé se puede estrangular o quedar atrapado, o cofres de madera de cedro fabricados hace décadas, en los que un niño se puede asfixiar, la CPSC, Safe Kids, The Danny Foundation y NARTS ayudarán a las tiendas de reventa, de consignación y de segunda mano a identificar y sacar productos prohibidos o previamente retirados del mercado de sus anaqueles. La CPSC trabajará con esos socios para educar a los dueños y a los empleados de las tiendas acerca de aquellos productos de consumo que no deben tener en sus establecimientos.

Por su parte, los consumidores deben visitar el sitio Web www.recalls.gov antes de llevar cualquier producto a una tienda de reventa u ofrecerlo en una venta de garaje. Este sitio Web provee un acceso fácil a información sobre retiradas y seguridad de la CPSC y de otras agencias federales que tienen que ver con retiradas de productos. Al navegar este sitio, los consumidores sabrán si los artículos de segunda mano que desean donar, regalar o revender deben desecharse o se pueden reparar.

"Los productos de segunda mano y los productos viejos para niños pueden tener un valor sentimental, pero es posible que usarlos ya no sea seguro" -dijo el presidente Stratton. "Mantenemos el firme compromiso de evitar que los niños y los consumidores se lesionen con estos productos peligrosos".

"Entendemos que es práctico usar productos de segunda mano para los niños. No obstante, queremos que los padres estén bien informados al tomar decisiones que puedan afectar la seguridad de sus hijos" -comentó Alan Korn, director de política pública de la National SAFE KIDS Campaign. "Informar a los padres y a los cuidadores sobre productos peligros y mantenerlos fuera de los anaqueles es un importante primer paso".

"NARTS siempre ha estado pendiente de proporcionar información de seguridad de productos a sus miembros. Ahora estamos llegando a toda la industria con nuestro nuevo programa: 'Involve, Inform, Inspire!' (¡Participe, Informe, Inspire!). Nuestros miembros informarán e inspirarán a otros revendedores para garantizar que la mercancía que tienen a la venta está libre de peligros" -dijo la directora ejecutiva de NARTS, Adele Meyer. "Los consumidores merecen tener confianza en que los productos que compran son seguros, no importa donde los compren".

A lo largo del año, el personal de la CPSC trabajará con funcionarios de NARTS y SAFE KIDS con miras a realizar seminarios para educar al personal de tiendas de reventa y de segunda mano acerca de los peligros que los productos retirados del mercado podrían presentar. Una investigación de la CPSC en 1999 reveló que casi el 70 por ciento de las tiendas de reventa tenían a la venta por lo menos un producto peligroso. Los tres principales productos que se hallaron en aquel momento fueron chaquetas y sudaderas para niños, con cordones que presentan un peligro de estrangulación a los pequeños; secadoras de pelo sin un dispositivo de seguridad para que el usuario no se electrocute, y cunas que no cumplían con las normas federales de seguridad.

Adjunta se encuentra la información especifica sobre estos productos y otros productos que frecuentemente están a la venta en tiendas de reventa, consignación y segunda mano, u ofrecidos en ventas de garaje.

Para más información sobre seguridad en tiendas de segunda mano, los consumidores deben ponerse en contacto con la CPSC llamando a la línea urgente de llamadas telefónicas gratuitas al 1-800-638-2772, enviar una postal con su domicilio a CPSC, Washington, DC 20207, o visitar www.cpsc.gov orwww.recalls.gov.

En los tres primeros meses del 2004, la CPSC también anunció la retirada del mercado de un millón de anillos para niños con contenido de plomo, casi 300,000 balones de fútbol americano NERF (NERF Big Play footballs) que pueden causar cortes faciales, y de casi 400,000 accesorios de unas sillitas altas y centro de entretenimiento móviles para bebés que presentan un riesgo de asfixia a niños pequeños.

"A pesar de las notificaciones de retiradas del mercado y los avisos al público, la CPSC cree que muchos productos que pueden matar o causar lesiones graves todavía están en manos de niños" -dijo el presidente Stratton. "Es posible que miles de hogares tengan estos productos peligrosos, los cuales se deben desechar, reparar o reemplazar".