Octubre es el Mes de la Salud de los Niños: El Presidente de la CPSC Revisa que su Propia Casa Sea Segura

octubre 03, 2002
Comunicado número: 03-004

Octubre es el Mes de la Salud de los Niños y la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (CPSC), la Casa Blanca y otras agencias federales, están pidiendo a los padres y a los encargados de niños que "Descubran la Satisfacción de Protegerlos" que es el proteger la salud de los niños.

Para enmarcar el Mes de la Salud de los Niños, el Presidente de la CPSC, Hal Stratton, invitó a que una cámara de video lo filmara a él y a su familia revisando si existen riesgos de seguridad ocultos dentro de su casa a las afueras de Washington. Así como cualquier hogar, la casa de la familia Stratton necesitaba alarmas detectoras de humo, cerraduras en los gabinetes e interruptores de circuito por falla de arco.

"Pocas medidas de seguridad sencillas pueden ayudar a reducir el riesgo de muerte o lesión causada por productos de consumo existentes en los hogares" -dijo Stratton.

En el Calendario del Mes de la Salud de los Niños cada día del mes de octubre le señala a cuidadores de niños diferentes riesgos junto con el remedio o consejo de seguridad correspondiente. La CPSC ha proporcionado consejos de seguridad para reducir las lesiones a la cabeza y prevenir el envenenamiento, la estrangulación, los ahogamientos y los riesgos de sofocación a los niños. El video del hogar Stratton está siendo transmitido vía satélite a estaciones de televisión en toda la nación. 

"El Mes de la Salud de los Niños le otorga a la CPSC una oportunidad maravillosa de diseminar el mensaje a padres y cuidadores de niños acerca de la importancia de proporcionarle un entorno seguro a los niños pequeños" -dijo Stratton. 

Desde la cocina hasta el sótano, el Sr. Stratton es mostrado en el video eliminando de su hogar los riesgos ocultos, tales como agua estancada en baldes grandes. También, se le muestra cortando el recodo de la parte inferior en los cordones de unas persianas. Cada año, más de 100 niños mueren ahogados en baldes con agua, inodoros, bañeras y otros lugares alrededor del hogar donde exista agua estancada. Desde 1980, la CPSC ha recibido reportes de más de 200 niños que se han estrangulado con los cordones de las persianas. Los siguientes consejos de seguridad para la protección de los niños son sencillos y de bajo costo:

  1. Nunca deje grandes recipientes con agua desatendidos. Cuando su niño se esté tomando un baño o esté cerca de un recipiente con agua, manténgalo a una distancia a su alcance. Si el teléfono suena, déjelo y quédese con su niño.

  2. Prevenga las escaldaduras con el agua del grifo ajustando la temperatura de su calentador de agua a 120°F.

  3. Mantenga los medicamentos y químicos para el hogar peligrosos encerrados fuera del alcance y de la vista de los niños. Usa empaques a prueba de niños para los medicamentos y químicos para el hogar peligrosos y llame al 1-800-222-1222 en caso de envenenamiento.

  4. Corte los recodos de la parte inferior en los cordones de las persianas y llame al 1-800-506-4636 para obtener un kit de reparación gratuito.

  5. Asegúrese que su secadora de cabello tenga un enchufe grande de forma rectangular. El mecanismo de protección en caso de inmersión previene la electrocución si la secadora de cabello es tirada al agua.

  6. Cámbiele la pila a su alarma detectora de humo cuando sea tiempo de ajustar la hora de sus relojes durante el mes de octubre.

  7. Haga que un técnico profesional revise su sistema de calefacción para verificar que no existan fugas de monóxido de carbono y que su chimenea no esté bloqueada. Ponga una alarma de monóxido de carbono en los pasillos cerca de todas las áreas de dormir en el hogar.

  8. Prevenga electrocuciones instalando interruptores de circuito de falla a tierra (GFCI) en las tomas de corriente de su casa.

  9. El instalar interruptores de circuito por falla de arco (AFCIs) puede prevenir incendios causados por fallas eléctricas. AFCIs pueden detectar una falla de arco disparando el interruptor. 

  10. Los bebés que son acostados en las camas de los adultos corren riesgo de sofocación a causa de varios riesgos ocultos tales como: el ser atrapado y sofocado entre la cama y la pared, el ser atrapado y sofocado en otros lugares (como en el marco, la cabecera, al pie de la cama) o a causa de productos blandos) como las almohadas, los cobijas gruesas y edredones).