Nueva Tecnología en Calentadores de Agua de Gas Pueden Salvar Vidas CPSC, GAMA: Los Calentadores Prevendrán Incendios por Vapores Inflamables

julio 08, 2003
Comunicado número: 03-158

 Imagínese esto: un contenedor plástico lleno con gasolina, es inocentemente puesto en el suelo del garaje, cerca de un calentador de agua de gas. Un niño de cuatro años de edad, que juega en el garaje, vuelca el contenedor, la gasolina se derrama y el aire se llena de vapores inflamables. Estos vapores llegan al calentador de agua, provocan un incendio, quitándole la vida al niño pequeño. Trágicamente, incidentes como estos, que involucran calentadores de gas, ocurren en la vida real, causando la pérdida de vidas o lesiones serias a niños y adultos.

Sin embargo, de acuerdo a la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos y la Gas Appliance Manufacturers Association (asociación nacional de fabricantes del equipo y componentes de calentadores de agua y calefactores), una nueva era de calentadores de agua de gas más seguros ha comenzado este Julio. Una norma de seguridad voluntaria, desarrollada por la industria, en cooperación con la comisión, hace un llamado a la industria para que los calentadores de agua de gas con tanques convencionales, fabricados a partir del 1º de Julio del 2003, estén equipados con la nueva tecnología de seguridad. Esta tecnología, conocida frecuentemente como arrestallamas, previene incendios al contener y quemar los vapores de gas peligrosos de un calentador, dentro de éste mismo; previniendo al mismo tiempo, que los vapores fuera del calentador se prendan.

De acuerdo a la comisión, cada año hay aproximadamente 800 incendios residenciales ocurridos por la combustión de los vapores inflamables de los calentadores de agua de gas, resultando en un promedio de cinco muertes y 130 lesiones anualmente. Por lo general, estos incendios ocurren cuando los consumidores usan líquidos inflamables, comúnmente, gasolina, con propósitos de limpieza u ocurren cuando un líquido inflamable gotea o cae cerca del calentador de agua. Cuando los vapores entran en contacto con la flama del calentador, los vapores se prenden, causando un incendio serio.

"Los nuevos calentadores de agua salvarán vidas y propiedades, y reducirán el número de las terribles quemaduras causadas por estos incendios" -dijo el Presidente de la CPSC, Hal Stratton. "Los calentadores de agua de gas que cuentan con esta nueva tecnología, los cuales ya están en el mercado, son una muestra de cómo la industria puede resolver problemas difíciles y fabricar productos de consumo que sean lo más seguro posible."

"La introducción al mercado de los nuevos calentadores de agua de gas residenciales que cumplirán con la nueva norma de seguridad, es la culminación de esfuerzos sin precedentes por parte de los fabricantes de calentadores de agua en Estados Unidos y Canadá" -dijo Evan R. Gaddis, Presidente de GAMA. "Esta actividad es un gran ejemplo de una labor realizada en harmonía por la CPSC y los fabricantes, a través del uso del sistema de normas para el mejoramiento en la fabricación de un producto que sea más seguro y más eficiente. El desarrollar nuevos diseños de calentadores de agua de gas para lograr el cumplimiento con la nueva norma de seguridad, sin afectar los otros elementos de seguridad y eficiencia, fue un gran reto para la industria. Esto es un testimonio del compromiso, el ingenio y la calidad de los fabricantes norteamericanos de calentadores de agua. Al final, los más beneficiados serán los consumidores americanos."

La nueva norma del American National Standard Institute (Instituto Nacional de Normas Americano), ANSIZ21.10.1a, fue aprobada en dos partes: el primer requisito de resistencia a la combustión de vapores inflamables, fue aprobado en febrero del 2000 y el segundo requisito de resistencia a la acumulación de pelusa, aceite y polvo, fue aprobado en noviembre del 2002. La norma final, la cual incorpora las dos partes, entró en vigor el 1º de Julio del 2003. Se espera que todos los contenedores de almacenamiento de gas, tipo calentadores de agua, con capacidad de 30, 40 y 50 galones, fabricados después de esa fecha, cumplan con norma de seguridad nacional.

Debido a que millones de hogares en toda la nación todavía tienen calentadores de agua de gas, fabricados antes de que ésta norma entrara en vigor, el Presidente Stratton le advirtió a los consumidores que la gasolina nunca debe ser almacenada o usada dentro de su hogar (en garajes o sótanos) porque los vapores se pueden prender. Además, la gasolina debe mantenerse en contenedores apropiados (que no sean de vidrio), bien cerrados, con una etiqueta que identifique su contenido, fuera del alcance de los niños y lejos de áreas donde existan fuentes potenciales de incendio.

La norma de seguridad para los calentadores de agua viene después de una norma voluntaria de la industria la cual hace un llamado al uso de empaques resistentes a niños para contenedores de gasolina. Además, el nuevo empaque "a prueba de derrames" de múltiples contenedores de gas nuevos, también reducirá el riesgo que vapores de gasolina de calentadores de gas se prendan.

La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos protege al público de riesgos de muerte o de sufrir lesiones serias causados por 15,000 tipos de productos de consumo que están bajo la jurisdicción de la agencia. Las muertes, lesiones y daños a la propiedad que resultan por incidentes relacionados con este tipo de productos, suman más de $700 billones anuales en costos a la nación. La CPSC está comprometida a proteger a los consumidores y a sus familias de productos que presentan riesgos de incendio, electrocuciones, fallas mecánicas y envenenamientos o productos que puedan lesionar a niños. El trabajo de la CPSC, de asegurar que los productos de consumo (tales como: juguetes, cunas, herramientas eléctricas, encendedores de cigarrillo y productos químicos de uso doméstico) sean seguros, ha contribuido considerablemente a la disminución del 30% en la tasa de mortandad y de lesiones relacionadas con productos de consumo durante los últimos 30 años. 

Para reportar un producto peligroso o una lesión ocurrida a causa de un producto de consumo, llame a la línea de urgencia gratuita de la CPCS al 800-638-2772, mande un teletexto al número (TTY) (301) 595-7054 o visite la página Web de la CPSC www.cpsc.gov/talk.html. Los consumidores pueden obtener una copia de este comunicado e información sobre las retiradas del mercado en la página Web de la CPSC www.cpsc.gov.