La CPSC Demuestra Peligros Asociados con Fuegos Artificiales, Exhorta a Consumidores a Celebrar Legalmente y con Seguridad el Día de la Independencia

junio 26, 2003
Comunicado número: 03-149

Con la proximidad del Día de la Independencia de Estados Unidos y el elevado patriotismo Americano, la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos, exhorta a los consumidores a celebrar con seguridad no comprando o usando fuegos artificiales ilegales y siguiendo los consejos de seguridad al usar los fuegos artificiales legales.

Durante una conferencia de prensa en el Mall Nacional, el día de hoy, el Presidente de la comisión, Hal Stratton, demostró la fuerza explosiva y destructiva de los fuegos artificiales ilegales. También demostró los peligros a los que niños y jóvenes se arriesgan al usar fuegos artificiales legales y estrellitas o luces de bengala (conocidas en inglés como sparklers) y mostró los peligros a los que los consumidores se enfrentan al usar los fuegos artificiales de manera no segura. “El mal uso de fuegos artificiales puede causar quemaduras severas, ceguera, amputación y hasta la muerte” –dijo Stratton. 

“Sobre todo, no le dé a niños pequeños ningún fuego artificial, ni siquiera las estrellitas o luces de bengala” –mencionó Stratton. “Las estrellitas o luces de bengala se queman a temperaturas de 2000 grados Fahrenheit. Esta temperatura es lo suficientemente alta como para causar quemaduras de tercer grado.”

De acuerdo a un análisis preparado por el personal de la comisión, las salas de emergencia de los hospitales en los Estados Unidos, atendieron a aproximadamente 8,800 personas por lesiones asociadas con el uso de fuegos artificiales en el año 2002. Sin embargo, el número de lesiones ha disminuido significativamente desde las tasas más altas de 1992 a 1994, cuando existía un promedio de 12,500 lesiones al año. Stratton atribuye esta disminución a la vigorosa labor de hacer cumplir la ley, mayor conciencia por parte de los consumidores acerca de los peligros potenciales que los fuegos artificiales presentan, y la producción de productos de mejor calidad realizada por fabricantes acreditados.

A través de adquisiciones clandestinas, compras hechas vía Internet, inspecciones e investigaciones, la CPSC está rastreando y clausurando estantes a las orillas de las calles, almacenes y tiendas comerciales que venden explosivos de categoría profesional, a consumidores y casas que funcionan como refugio para los fabricantes de mecanismos de fuegos artificiales peligrosos.

Como parte del programa de cumplimiento de la ley con relación a fuegos artificiales, la CPSC trabaja activamente con el Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), la Oficina de Litigio del Consumidor en el Departamento de Justicia, los Ministerios de Justicia de Estados Unidos en toda la nación y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, para prevenir que millones de fuegos artificiales peligrosos e ilegales, lleguen a manos de los consumidores. Por ejemplo, a partir de 1988, la CPSC y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza han decomisado o detenido más de 400 millones de fuegos artificiales peligrosos en puertos alrededor de toda la nación.

La CPSC y ATF han trabajado en colaboración para desarrollar casos criminales en contra de fabricantes y distribuidores de fuegos artificiales en Seattle, un comerciante en Indiana y un importador/comerciante en Kansas. Estas investigaciones realizadas en colaboración, han llevado al decomiso de miles de diferentes tipos de fuegos artificiales ilegales tales como los M-80s, M-100s, quarter sticks (algunos de estos conocidos en español como bombas trikis trakas, palomillas o palomas y ramitas de cuarto, entre otros nombres) y otros fuegos artificiales marcados para consumidores y que pueden haber causado lesiones serias o la muerte. 

Si desea usar fuegos artificiales usted mismo, asegúrese de seguir los siguientes consejos de seguridad:

  • Cerciórese que sus fuegos artificiales son legales en su localidad.
  • Lea y siga todas las advertencias e instrucciones.
  • Un adulto responsable siempre debe vigilar muy de cerca las actividades asociadas con el uso de fuegos artificiales.
  • Nunca permita que niños jueguen o prendan fuegos artificiales.
  • Asegúrese de que otras personas estén fuera del alcance de los fuegos artificiales antes de encenderlos. Nunca apunte hacia lance fuegos artificiales a una persona.
  • Solamente encienda los fuegos artificiales en una superficie lisa y plana; lejos de la casa, hojas secas y materiales inflamables.
  • Encienda los fuegos artificiales uno por uno, moviéndose para atrás rápidamente cada que encienda uno.
  • Nunca trate de volver a encender los fuegos artificiales que no han funcionado completamente.
  • Nunca lleve consigo fuegos artificiales en un bolsillo ni los dispare en contenedores de vidrio o metal.
  • Mantenga un balde de agua o una manguera cerca de usted en caso de malfuncionamiento o incendio.