La CPSC ofrece tres pasos para una celebración de Halloween segura

octubre 24, 2011
Comunicado número: 12-018

Desde una caída que causa una dislocación en el hombro, hasta una llama que causa quemaduras de segundo grado, cada año la CPSC recibe informes de lesiones con disfraces decoraciones y luces de Halloween. Estos incidentes son evitables. Usando larevisión de seguridad de tres pasos de la CPSC (pdf en inglés), los consumidores pueden asegurar que la diversión de su noche de terror no se vea aterrorizada por las lesiones de Halloween.

"Muy a menudo las fantasías de Halloween han causado lesiones en la vida real", dijo la presidenta de la CPSC, Inez Tenenbaum. "Afortunadamente, la prevención es simple. Elija velas sin llama, materiales retardadores del fuego, y disfraces que se ajusten bien para reducir el riesgo de lesiones en este Halloween".

Con la fácil y rápida revisión de seguridad de Halloween de la CPSC (pdf en inglés) y sólo cinco minutos de inspección, los consumidores pueden evitar problemas que anteriormente han plagado las salidas para recibir caramelos o hacer un truco (trick-or-treat). Esta revisión de seguridad ayudará a los consumidores a: (1) evitar fuegos y quemaduras, (2) asegurarse de que los niños pueden ver y ser vistos, y (3) equipar a los niños para que estén seguros.

Los incidentes en Halloween pueden conllevar diversos riesgos, como quemaduras por disfraces inflamables que entran en contacto con llamas, sobre todo de las velas usadas para iluminar las lámparas hechas con calabazas ahuecadas (jack-o-lanterns); caídas y abrasiones por ropas, zapatos y accesorios mal ajustados; y fuegos causados por velas encendidas que se dejan en habitaciones donde no hay nadie, cerca de decoraciones combustibles o derribadas por niños o mascotas.

La Ley Federal de Telas Inflamables (FFA) requiere que los disfraces vendidos al detalle sean resistentes al fuego. Para evitar quemaduras relacionadas con los disfraces, la CPSC vela por el cumplimiento de este requisito y manda a retirar del mercado los disfraces y otros productos que violan la FFA. Cuando se hace un disfraz en la casa, la CPSC pide a los consumidores que usen telas que son intrínsecamente resistentes a las llamas, como el nylon y el poliéster.

Según la National Fire Protection Association (Asociación Nacional de Protección contra Incendios, NFPA), Halloween se encuentra entre los 5 días del año con más fuegos causados por velas. Para evitar los fuegos provocados por velas, la CPSC exhorta a los consumidores a no dejar nunca una vela encendida en una habitación donde no haya nadie. Las velas sin llamas, que funcionan con baterías, y otras luces sin llamas son alternativas seguras a las velas tradicionales.

Las lámparas hechas con calabazas ahuecadas y las calabazas talladas con
creatividad son una nueva tendencia popular. Lea el blog OnSafety de la CPSC
(en inglés) sobre lesiones causadas al tallar calabazas y cómo evitarlas

Otras recomendaciones para que la fiesta de este año sea segura:

Decoraciones

- Mantenga las velas y las lámparas hechas con calabazas lejos de escaleras y escalones de puertas, donde los disfraces podrían rozar las llamas.

- Quite obstáculos del césped, de escalones y de porches cuando espere que lleguen niños a pedir caramelos.

- Dentro del hogar, mantenga las velas y las lámparas hechas con calabazas lejos de cortinas, decoraciones y otros objetos que podrían arder. No deje velas encendidas en una habitación donde no haya nadie.

- Tanto dentro del hogar como en el exterior, use sólo cordones de luces decorativas cuya seguridad se haya probado en un laboratorio reconocido. Revise cada juego de luces, nuevo o viejo, para ver si hay enchufes viejos, rotos o agrietados, cables gastados o pelados, o conexiones sueltas. Deseche los juegos dañados.

- No recargue las extensiones.

Disfraces

- Cuando compre disfraces, máscaras, barbas y pelucas, busque telas resistentes al fuego, como el nylon o el poliéster; o busque la etiqueta "Flame Resistant" (Resistente al Fuego). Las telas resistentes al fuego no se queman con tanta facilidad y cualquier llama se apaga rápidamente. Para reducir el riesgo de contacto con velas y otros objetos que pueden causar un fuego, evite los disfraces hechos con materiales finos y los disfraces con mangas grandes y anchas, las capas grandes o las faldas ondulantes.

- Compre o haga disfraces de colores claros, brillantes y bien visibles para los automovilistas.

- Para una mayor visibilidad durante el crepúsculo y la oscuridad de la noche, decore o adorne disfraces con cintas que reflejen la luz y que brillen cuando les den las luces de un automóvil. Las bolsas o los sacos también deben ser de colores claros o decorados con cinta reflectante. La cinta reflectante se puede comprar en ferreterías y tiendas de bicicletas y artículos deportivos.

- Los niños deben llevar linternas para poder ver y que los vean.

- Para protegerse contra resbalones y caídas, los disfraces deben ajustar bien y no arrastrarse por el suelo.

- Los niños deben usar zapatos que les ajusten bien y que sean resistentes. Usar tacones altos no es una buena idea.

- Ate bien los sombreros y las bufandas para que no caigan sobre los ojos de los niños y les obstruyan la visión.

- Si su hijo lleva una máscara, compruebe que le ajusta bien, tiene una ventilación adecuada, y tiene huecos para los ojos lo bastante grandes como para que pueda ver bien a su alrededor.

- Las espadas, cuchillos y otros accesorios similares de disfraces deben estar hechos de materiales suaves y flexibles.

Caramelos

- Los niños no deben comer ningún caramelo o dulce antes de que un adulto lo examine cuidadosamente para estar seguro de que no lo han adulterado.

- Examine cuidadosamente cualquier juguete o baratija recibida por niños que salieron a pedir regalos y tienen menos de 3 años de edad. No permita que los niños pequeños tengan ningún objeto tan pequeño que pueda asfixiarlos o que tenga componentes o partes pequeñas que se puedan desprender al usarse y puedan causar asfixia.

La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos (CPSC) todavía está interesada en recibir reportes de incidentes o lesiones relacionados a estos peligros. Por favor, infórmenos sobre cual ha sido su experiencia con el producto llamando al 800-638-2772 o visitando SaferProducts.gov (en inglés).