Nuevos datos revelan que disminuyen los retiros de juguetes del mercado y aumentan las lesiones relacionadas con juguetes

noviembre 18, 2010
Comunicado número: 11-042

Cuando se acerca la temporada festiva y empiezan a llegar por correo los catálogos de juguetes, los compradores pueden sentirse abrumados ante todas las posibilidades de elección. La U.S. Consumer Product Safety Commission (Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos; CPSC, según su sigla en inglés) quiere que los padres y los consumidores sepan que las medidas de seguridad implementadas en años recientes están teniendo un impacto positivo y ayudando a restaurar la confianza en la seguridad de los juguetes en el mercado.

Las nuevas medidas de seguridad para juguetes incluyen: el establecimiento de los límites más bajos del mundo para el contenido de plomo y la pintura con plomo; el establecimiento de límites para el uso de determinados ftalatos; la conversión de la norma voluntaria para juguetes en norma obligatoria; y el trabajar con los sistemas de datos de la Customs and Border Protection (Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza) para rastrear los embarques en tránsito desde otros países, y aumentar así nuestra eficacia en el descubrimiento de productos peligrosos que llegan a los puertos de los Estados Unidos.

 

Estas medidas, junto con otras adoptadas por muchos fabricantes y vendedores de juguetes preocupados por la seguridad, han contribuido a una drástica disminución en los retiros de juguetes del mercado desde el año 2008. En el año fiscal 2010 hubo 44 retiros de juguetes del mercado. Esta cifra es inferior a los 50 retiros del mercado del 2009 y los 172 retiros del 2008. Los retiros de juguetes del mercado relacionados con plomo en el año 2010 bajaron a 3, mucho menos de los 9 del 2009 y los 19 del 2008.

 

Además de la disminución de los retiros del mercado, las fatalidades relacionadas con juguetes también se redujeron en el 2009. Un nuevo informe (pdf) dado a conocer hoy por la CPSC señala que para el año 2009 la CPSC recibió informes de 12 muertes de niños menores de 15 años, cifra inferior a las 24 muertes relacionadas con juguetes del 2007 y el 2008. Casi el 60% de las muertes informadas en el 2009 estuvieron relacionadas con juguetes de montar: 3 con triciclos, 2 con juguetes de montar con motor, y 2 con juguetes de montar sin motor o juguetes de montar no especificados. La mayoría de las muertes se produjeron por ahogamiento, accidentes con vehículos a motor u obstrucción de las vías respiratorias por un juguete pequeño o una parte pequeña de un juguete.

 

Si bien los retiros del mercado y las muertes han disminuido, las nuevas estadísticas de la CPSC dadas a conocer hoy muestran que las lesiones relacionadas con juguetes están aumentando. En el 2009 hubo una estimación de 186,000 lesiones relacionadas con juguetes con niños menores de 15 años tratadas en salas de emergencia, lo cual representa un aumento respecto de las 152,000 lesiones del 2005. Frecuentemente, esas lesiones incluyeron laceraciones, contusiones y raspaduras, mayormente en la cara y la cabeza del niño. Debe destacarse que muchos de los incidentes estuvieron relacionados con juguetes, pero no fueron necesariamente producidos por ellos.

 

"Al limitar los metales y los productos químicos en los juguetes y convertir la norma voluntaria en obligatoria, la CPSC ha puesto en vigor medidas de seguridad para los juguetes para proteger mejor a los niños", comenta la presidenta Inez Tenenbaum. "Este aumento en las lesiones es preocupante, y queremos que los padres hagan compras seguras para que los niños estén seguros cuando jueguen. Para ayudar a que el período que se suele considerar el más maravilloso del año siga siendo feliz y esté libre de incidentes, la CPSC está instando a los consumidores a adoptar un triple enfoque de seguridad".

 

     

  1. Qué juguete para qué niño - Elija siempre juguetes adecuados para cada edad.

     

     

  2. Aumente la seguridad - Siempre que compre regalos para deportes o juguetes para montar, incluso bicicletas, patines y motonetas, incluya equipo de protección.

     

     

  3. Ubicación, ubicación, ubicación - Sea consciente de todo lo que rodea a su hijo mientras juega. Los niños pequeños deben evitar jugar con juguetes de montar cerca del tránsito automotor, piscinas o estanques. También deben evitar jugar en interiores en los que haya riesgos tales como los que presentan baños y cocinas, y en habitaciones con persianas con cordones.

     

  4.  

Estas son algunas medidas de seguridad adicionales que los consumidores pueden adoptar cuando hacen sus compras esta temporada de fiestas:

 

     

  • Patinetas y otros juguetes de montar - Los juguetes de montar, las patinetas y los patines en línea van rápido, y las caídas pueden ser mortales. Los cascos y equipos de protección deben usarse de manera apropiada en todo momento y deben ser del tamaño adecuado.

     

     

  • Pelotas pequeñas y otros juguetes con partes pequeñas - Para los niños menores de 3 años, hay que evitar los juguetes con partes pequeñas, que pueden provocar atragantamientos.

     

     

  • Globos - Los niños pueden ahogarse o sofocarse con globos desinflados o rotos. Conserve los globos desinflados lejos de los niños menores de 8 años. Deseche inmediatamente los globos rotos.

     

     

  • Imanes - Para los niños menores de 6 años, evite los juegos de construcción con imanes pequeños. Si se traga un imán o una pieza con un imán, se pueden producir lesiones graves y/o muerte.

     

  •  

Una vez abiertos los regalos:

 

     

  • Deseche inmediatamente las envolturas plásticas u otros envases de los juguetes antes de que se conviertan en objetos de juego peligrosos.

     

     

  • Mantenga los juguetes apropiados para niños mayores lejos de sus hermanos menores.

     

     

  • El cambio de pilas y baterías debe ser supervisado por adultos. Los cargadores y adaptadores pueden presentar riesgos de quemaduras para los niños pequeños. Preste atención a las instrucciones y las advertencias de los cargadores de baterías. Algunos cargadores carecen de mecanismos para impedir sobrecargas.

     

  •  

Además de la educación del público, la CPSC se dedica a trabajar con fabricantes, importadores y minoristas de juguetes nacionales y extranjeros para ayudarlos a entender y cumplir estos requisitos y poder seguir operando y siendo competitivos.