Miles de lesiones producidas por estrellitas, petardos y voladores; la CPSC exhorta a los consumidores a no poner en juego la seguridad este 4 de julio

Se registran alrededor de 200 lesiones producidas por fuegos artificiales cada día a lo largo del mes que rodea a esta celebración
junio 29, 2010
Comunicado número: 10-282

Se registran alrededor de 200 lesiones producidas por fuegos artificiales cada día a lo largo del mes que rodea a esta celebración

La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos (U.S. Consumer Product Safety Commission, CPSC) pide a los consumidores no poner en juego la seguridad si los fuegos artificiales forman parte de sus celebraciones para conmemorar el 4 de julio. Un nuevo estudio de la CPSC indica que en 2009 hubo dos muertes y casi 9,000 visitas a salas de emergencia debido a lesiones causadas por incidentes relacionados con fuegos artificiales. La mayoría de ellas se dieron en personas menores de 20 años y en muchos casos implicaron la pérdida de un miembro.

En una rueda de prensa que se llevó a cabo en The National Mall, la presidenta de la CPSC, Inez Tenenbaum, anunció que durante los 30 días en torno a las fiestas por el Día de la Independencia el año pasado se registraron cerca de 6,000 reportes de lesiones asociadas a fuegos artificiales. Las más frecuentes fueron quemaduras y laceraciones en manos, rostro y cabeza. Más de la mitad de las lesiones en ese período se relacionaron con petardos, cohetes de botella y estrellitas.

"Los consumidores necesitan tener en cuenta esta advertencia: los incidentes relacionados con fuegos artificiales, particularmente aquellos en los que los dispositivos pirotécnicos son ilegales, pueden tener consecuencias fatales", agregó la presidenta Tenenbaum. "Usen únicamente fuegos artificiales legales y sigan las recomendaciones de la CPSC para garantizar el espíritu festivo y sano de estas fechas".

La presidenta Tenenbaum estuvo acompañada en la rueda de prensa de Glenn Gaines, administrador en funciones de la Agencia Federal para Atención de Emergencias (FEMA); Daniel Baldwin, subcomisionado de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), y Arthur Herbert, subdirector de Programas y Servicios para el Cumplimiento de la Ley para la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF). También, acompañando a la CPSC, estuvo Jason Henderson, quien perdió ambas manos y la vista del ojo derecho en un incidente relacionado con fuegos artificiales.

La CPSC colabora estrechamente con contrapartes federales a fin de vigilar el cumplimiento de reglamentos sobre fuegos artificiales, proteger los puertos, procesar a los fabricantes y distribuidores de explosivos ilegales, y dar información al público acerca de los riesgos relacionados con estos dispositivos.

"Los fuegos artificiales no solo crean importantes peligros para la ciudadanía cuando se usan incorrecta o ilegalmente; además, incrementan las demandas de ayuda a los departamentos contra incendios y bomberos", comentó Glenn Gaines, administrador en funciones del Departamento contra Incendios de Estados Unidos. "Este país ha perdido a cuatro bomberos como consecuencia del uso de fuegos artificiales ilegales. Las llamadas a los servicios de emergencias médicas y departamentos de bomberos se incrementan porque las personas siguen resultando lesionadas y quemadas. Casi 9,000 personas sufrieron lesiones el año pasado debido al uso civil de fuegos artificiales. Este incremento en las demandas también aumenta innecesariamente los riesgos para los bomberos y el personal de emergencias médicas cuando los fuegos artificiales se salen de control".

El gobierno federal tiene el compromiso de poner fin a la fabricación y venta de fuegos artificiales.

"La ATF está comprometida con la protección del público mediante la identificación y detención de quienes ponen en peligro a nuestras comunidades con la fabricación y venta ilegal de explosivos", señaló Arthur Herbert, director adjunto de ATF. "Si usted sabe de una fábrica ilegal o ve a alguien vender explosivos o fuegos artificiales ilegalmente, repórtelo inmediatamente a las autoridades de su localidad o a la ATF al (888) 283-2662".

Se exhorta a los consumidores que decidan comprar fuegos artificiales legales a tomar las siguientes medidas de seguridad:

  • Nunca permita que los niños enciendan los fuegos artificiales ni jueguen con ellos.
  • Asegúrese de que los fuegos artificiales son legales en su localidad antes de comprarlos o usarlos.
  • No compre fuegos artificiales que vengan en papel marrón, ya que suele ser un indicador de que fueron elaborados para espectáculos profesionales y pueden poner en riesgo a los consumidores.
  • Los adultos siempre deben supervisar el uso de fuegos artificiales. Es común que los padres no sepan de las muchas lesiones producidas por las estrellitas en niños menores de 5 años. Las estrellitas se queman a temperaturas que alcanzan los 2,000 grados, suficiente para derretir algunos metales.
  • Nunca exponga ninguna parte del cuerpo directamente sobre un dispositivo pirotécnico al encender la mecha. Retroceda y retírese a una distancia segura inmediatamente después del encendido.
  • Nunca trate de volver a encender o levantar un dispositivo pirotécnico que no funcionó del todo.
  • Nunca dirija ni arroje los fuegos artificiales hacia otra persona.
  • Tenga a la mano una cubeta con agua o una manguera de jardín por si hubiera un incendio o cualquier otro incidente.
  • Encienda un dispositivo a la vez y retírese retrocediendo rápidamente.
  • Nunca lleve fuegos artificiales en el bolsillo ni los encienda en contenedores de metal o vidrio.
  • Una vez terminado el espectáculo con fuegos artificiales, moje los dispositivos empleados con abundante agua usando una cubeta o manguera para evitar que se incendie la basura, y después deséchelos.