La CPSC Ofrece Consejos de Seguridad para el Día de Halloween

octubre 29, 2008
Comunicado número: 09-029

La noche más espeluznante del año está a la vuelta de la esquina. Los niños en todos los lugares están escogiendo su disfraz favorito y están deseando recibir sus golosinas preferidas. Según los padres y cuidadores se preparan para esta celebración, la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (CPSC por sus siglas en inglés) les recuerda que mantengan la seguridad en mente para que ningún niño sea asustado por una lesión relacionada a las actividades de Halloween. Los peligros ocultos asociados a los disfraces, las golosinas, los regalos y las decoraciones se pueden prevenir fácilmente.

La CPSC reporta que las lesiones más serias asociadas a Halloween involucran quemaduras por disfraces y decoraciones inflamables, incluyendo incendios causados por llamas abiertas tales como velas y linternas de calabaza. Otros incidentes han involucrado heridas sufridas mientras se tallan las calabazas y tropiezos/caídas durante caminatas, especialmente en la noche.

“Nuestra preocupación principal aún es el uso de disfraces hechos en casa que no son resistentes al fuego,” dijo la Presidenta Interina de la CPSC, Nancy Nord. “Los padres que van a fabricar un disfraz para su niño deben utilizar telas que sean resistentes al fuego tales como el nilón y el poliéster. Los disfraces deben quedarles bien y no arrastrar hasta el suelo para evitar tropiezos y caídas.”

Siga los siguientes consejos de seguridad para asegurarse de que este año la celebración sea segura:

Disfraces

  • Cuando compre disfraces, máscaras, barbas y pelucas verifique que estén hechas de materiales resistentes al fuego tales como el nilón o el poliéster o verifique que la etiqueta lea: "Flame Resistant" (Resistente al fuego). Los materiales resistentes al fuego resisten llamas y deben extinguirse rápidamente. Para minimizar el riesgo de contacto con velas u otras fuentes de fuego, evite el uso de disfraces hechos con materiales que puedan incendiarse fácilmente y disfraces con mangas grandes y flojas o faldas anchas y ondulantes.

     

  • Compre o haga disfraces que sean livianos, de colores brillantes y que puedan ser vistos claramente por los conductores.

     

  • Para más visibilidad a la hora del atardecer y en la oscuridad, decore los disfraces con cinta reflectora que brille bajo los faros de un automóvil. Las bolsas o sacos también deben ser de colores claros o estar decoradas con cinta reflectora. Usualmente, esta cinta reflectora se vende en ferreterías y tiendas de artículos deportivos y de bicicletas.

     

  • Los niños deben llevar con ellos una linterna para poder ver bien y ser vistos claramente.

     

  • Los niños deben usar zapatos firmes y bien ajustados. Los tacones altos no son una buena idea.

     

  • Asegúrese que los sombreros y las bufandas estén bien ajustados para prevenir que caigan sobre los ojos de los niños obstruyéndoles la visión.

     

  • Si su hijo usa una máscara, asegúrese que le quede bien, que le proporcione ventilación adecuada y que los agujeros para los ojos sean lo suficientemente grandes para poder ver claramente.

     

  • Las espadas, cuchillos y accesorios para disfraces similares deben de estar hechos de materiales blandos y flexibles.

Golosinas

  • Adviértale a los niños que no coman ninguna golosina antes de que un adulto las haya inspeccionado cuidadosamente para revisar que no hayan sido alteradas.

     

  • Examine cuidadosamente cualquier juguete o artículo novedoso que sus hijos menores de tres años de edad hayan recibido. No permita que los niños pequeños tengan artículos que sean lo suficientemente pequeños como para presentar un peligro de asfixia o artículos que tengan partes o componentes que sean lo suficientemente pequeños que se desprendan y presenten un peligro de asfixia.

Decoraciones

  • Mantenga las velas y linternas de calabaza lejos de la entrada y escalones de su casa para evitar que los disfraces rocen las llamas.

     

  • Dentro de su hogar, mantenga las velas y las linternas de calabaza alejadas de cortinas, decoraciones y otros combustibles que pudieran prenderse en fuego. No deje desatendidas las velas encendidas.

     

  • Si espera lo visiten niños pidiendo golosinas, quite cualquier obstáculo existente en el césped, los escalones y en la entrada de su casa.

     

  • Dentro o fuera de su casa, solamente use luces que hayan sido sometidas a pruebas de seguridad por un laboratorio de pruebas reconocido. Verifique cada juego de luces (nuevo o viejo) no tenga conexiones flojas, portalámparas (o sockets) rotos o cables pelados o desgastados. Deseche los juegos de luces dañados.

     

  • No sobrecargue las extensiones eléctricas.