La CPSC Anuncia Reducción en Lesiones Relacionadas con los Fuegos Artificiales; Aún Así, Se Insta a los Consumidores a que Celebren el 4 de Julio de Forma Segura

junio 30, 2009
Comunicado número: 09-258

La nueva presidenta de la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de Estados Unidos, Inez Tenenbaum, instó hoy a las familias a priorizar la seguridad durante el feriado del 4 de julio y a celebrar con precaución en lo que se refiere al uso de fuegos artificiales. El informe más reciente (PDF en Inglés) de la CPSC señala que en el 2008 se reportaron siete muertes relacionadas con fuegos artificiales, además de aproximadamente 7,000 lesiones por esa causa atendidas en las salas de emergencia. En el 2007, la CPSC había reportado once muertes y aproximadamente 9,800 lesiones.

Durante una conferencia de prensa y demostración de fuegos artificiales celebrada en el National Mall, la presidenta Tenenbaum recordó a los consumidores que aunque en el 2008 se reportaron menos muertes y lesiones, el período de un mes alrededor del 4 de julio sigue siendo el momento más peligroso. De hecho, 70 por ciento de todas las lesiones relacionadas con fuegos artificiales ocurrieron entre el 20 de junio y el 20 de julio.

"La CPSC quiere seguir reduciendo en el 2009 las muertes y lesiones relacionadas con fuegos artificiales", destacó la presidenta Tenenbaum. "Los niños nunca deben jugar con fuegos artificiales, ni encenderlos, y los adultos deben ver nuestras demostraciones para que comprendan lo potentes y peligrosos que pueden ser los fuegos artificiales ilegales".

Acompañando a la presidenta Tenenbaum en el National Mall estuvieron Tony West, fiscal general adjunto de la División Civil del Departamento de Justicia; Dan Baldwin, comisionado adjunto de la Oficina de Comercio, perteneciente a Aduanas y Protección de Fronteras (CBP); y Joseph Riehl, director adjunto en funciones de la Oficina de Programas y Servicios de Cumplimiento de la Ley del Buró de Control de Bebidas Alcohólicas, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF).

La CPSC continua trabajando para mantener seguras a las familias que viven en los Estados Unidos educando al público acerca del riesgo de lesiones asociado con los fuegos artificiales, haciendo cumplir las regulaciones sobre fuegos artificiales y enjuiciando a los comerciantes y distribuidores que fabrican y venden explosivos ilegales.

Como parte de su programa para hacer cumplir las regulaciones relacionadas con los fuegos artificiales, la CPSC trabaja activamente con el ATF para investigar puestos al borde de la carretera, almacenes y tiendas minoristas que venden explosivos profesionales a los consumidores, y los hogares que sirven como refugios para la fabricación de peligrosos artefactos de fuegos artificiales. Estas investigaciones han dado como resultado docenas de enjuiciamientos exitosos por parte de la Oficina de Litigios del Consumidor del Departamento de Justicia y las fiscalías de Estados Unidos de todo el país.

El 19 de junio de 2009, un juez federal del Distrito Este de Nueva York sentenció a Jon Cea y a Vincent Cea a 24 meses y 36 meses en una prisión federal, respectivamente, después de haberse declarado culpables de conspiración para participar en el negocio de tráfico de materiales explosivos, involucrando la venta ilegal de más de 1,000 libras de explosivos. Los acusados y sus clientes no tenían licencias y sin embargo compraron y vendieron fuegos artificiales profesionales. La CPSC y el Departamento de Justicia trabajaron de forma conjunta en este caso.

En los puertos, la CPSC está trabajando conjuntamente con CBP para garantizar que los cargamentos cumplan con las regulaciones federales. Con la ayuda de CBP, el año pasado el personal de la CPSC encontró, mediante muestreo y pruebas de cargamentos de fuegos artificiales, que el cuarenta y nueve por ciento de dichos cargamentos contenía fuegos artificiales ilegales.

Aunque el gobierno federal permanece firme en su compromiso de detener la fabricación y venta de fuegos artificiales ilegales, la CPSC alienta a los consumidores que decidan comprar fuegos artificiales legales a que:

 

     

  • Nunca permita que los niños jueguen con, o enciendan, fuegos artificiales.
  •  

     

  • Antes de comprar o usar fuegos artificiales, asegúrese de que los mismos son legales en el área en que reside.
  •  

     

  • Evite comprar fuegos artificiales que vienen empaquetados en papel marrón, ya que con frecuencia esto es una señal de que los fuegos artificiales fueron fabricados para exhibiciones profesionales y pudieran representar un peligro para los consumidores.
  •  

     

  • Las actividades con fuegos artificiales siempre deben estar supervisadas por adultos. A menudo los padres no saben que se producen muchas lesiones por luces de bengala (sparklers) en niños menores de cinco años. Las luces de bengala queman a temperaturas de aproximadamente 2,000 grados, un calor que es suficiente para derretir algunos metales.
  •  

     

  • Al encender el fusible nunca deje ninguna parte de su cuerpo directamente sobre un artefacto de fuegos artificiales. Retírese a una distancia segura inmediatamente después de encenderlo.
  •  

     

  • Nunca intente reencender o agarrar fuegos artificiales que no funcionaron completamente.
  •  

     

  • Nunca apunte o arroje fuegos artificiales a otra persona.
  •  

     

  • Mantenga a mano una cubeta de agua o una manguera de jardín en caso de incendio u otro contratiempo.
  •  

     

  • Enciéndalos uno a uno, y retírese rápidamente.
  •  

     

  • Nunca transporte fuegos artificiales en los bolsillos ni los arroje en recipientes metálicos o de vidrio.
  •  

     

  • Después que los fuegos artificiales hayan terminado de funcionar completamente, apague el dispositivo gastado con abundante agua proveniente de una cubeta o una manguera antes de desecharlos, para prevenir un incendio en la basura.