Los Datos Indican que Televisores, Muebles y Electrodomésticos Inestables Representan un Peligro Mortal para los Niños

septiembre 30, 2008
Comunicado número: 08-416

Los muebles grandes que tenemos en varios cuartos del hogar, como aparatos de televisión, cómodas, armarios y electrodomésticos son productos de primera necesidad para nosotros. Sin embargo, estos pueden volcarse y aplastar a los niños, y causarles lesiones o la muerte.

El año pasado, la CPSC identificó este como uno de los "principales cinco peligros ocultos en los hogares". Un informe con nuevos datos (pdf en inglés) del personal de la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de EE.UU. (CPSC) indica que de las 180 muertes relacionadas con caídas de esos productos entre el 2000 y el 2006 al menos el 80 por ciento afectó a niños menores de 10 años. El informe también indica que entre el 2005 y el 2006 hubo al menos 40 informes de muertes relacionadas con caídas de televisores o de televisores y otros muebles.

Estas muertes y heridas generalmente se producen cuando los niños se trepan sobre los televisores, estantes, libreros, vestidores, escritorios, cómodas y puertas de hornos, o cuando caen sobre estos o se los suben. Los televisores ubicados sobre muebles pueden caerse y producir lesiones en los niños y, a veces, la muerte.

"Las muertes relacionadas con estas caídas continúan siendo un problema. Estas tragedias se pueden evitar tomando precauciones", dijo Nancy Nord, Presidenta Interina.

Para ayudar a prevenir los peligros, la CPSC recomendó seguir los siguientes consejos de seguridad:

  • Verifique la estabilidad de los muebles. Para mayor seguridad, fije todos los aparatos, soportes de televisores, libreros, estantes y escritorios a la pared o al piso utilizando piezas apropiadas como soportes, tornillos o sujetadores.

     

  • Coloque los televisores sobre muebles robustos apropiados para el tamaño de la televisión o sobre una base más baja.

     

  • Empuje el televisor todo lo que sea posible hacia atrás de su soporte.

     

  • Ubique los cables eléctricos fuera del alcance de los niños y enseñe a los niños a no jugar con los cables.

     

  • Retire los artículos que estén sobre el televisor y de los muebles que podrían tentar a los niños para trepar, por ejemplo, juguetes y controles remotos.