La CPSC Advierte Sobre Peligros Mortales Cuando los Consumidores Usan Fuegos Artificiales Ilegales

junio 27, 2007
Comunicado número: 07-223

Entre el 2000 y el 2006, la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (CPSC según sus siglas en inglés) tiene reportes sobre 49 muertes relacionadas a fuegos artificiales, anunció hoy la CPSC en el Washington Mall, junto a la Administración de Incendios de Estados Unidos y el Negociado de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF). Más de la mitad de estos incidentes involucraron fuegos artificiales ilegales.

“Aunque muchas personas en los Estados Unidos disfrutarán el uso seguro y legal de los fuegos artificiales,” dijo la Presidenta Interina de la CPSC Nancy Nord, “habrán aquellos que serán atendidos en salas de emergencias como resultado del uso de fuegos artificiales ilegales, el uso inadecuado de fuegos artificiales o debido a fuegos artificiales defectuosos.”

Cada año hay un promedio de siete muertes relacionadas a fuegos artificiales. La CPSC está al tanto de 11 muertes asociadas a fuegos artificiales en el 2006.

El personal de la CPSC estima que hubo 9,200 lesiones asociadas a fuegos artificiales que fueron tratadas en salas de emergencias en el 2006. La mayoría de las lesiones, 6, 400, ocurrieron durante el mes alrededor de la celebración del 4 de julio.

A aquellos consumidores que deciden usar fuegos artificiales, la CPSC los exhorta a que los usen de manera segura y legal. El gobierno federal también está comprometido con detener la fabricación y venta de fuegos artificiales ilegales y el desvío de los fuegos artificiales profesionales a los consumidores. Estos explosivos pueden ser fatales si son utilizados por los consumidores.

Como parte de su programa de cumplimiento para fuegos artificiales, las CPSC trabaja activamente con ATF. A través de compras secretas, compras en el Internet, inspecciones e investigaciones, la CPSC y ATF están monitoreando y cerrando puestos de venta ilegales en las carreteras, almacenes y tiendas que venden explosivos profesionales a los consumidores y fabricantes de fuegos artificiales peligrosos. Además, la CPSC trabaja con la Administración de Incendios de los Estados Unidos para reducir las muertes y lesiones causadas por peligros que involucran incendios, incluyendo los fuegos artificiales.

Desde el 1988, la CPSC y Aduanas y Protección Fronteriza han incautado o detenido más de 462 millones de fuegos artificiales peligrosos en los puertos a través de todo el país. El trabajo de investigación llevado a cabo por la CPSC y ATF ha resultado en decenas de juicios exitosos por la Oficina de Litigaciones del Consumidor del Departamento de Justicia y Oficinas del Procurador General a través de todo el país.

La CPSC recomienda los siguientes consejos de seguridad para el uso de fuegos artificiales:

  • Nunca permita que los niños pequeños jueguen con fuegos artificiales.
  • Asegúrese de que los fuegos artificiales son legales en su área antes de comprarlos o usarlos.
  • Evite comprar fuegos artificiales que vienen en empaques de papel marrón, ya que esto es usualmente una señal de que los fuegos artificiales fueron hechos para espectáculos profesionales y podrían presentar un peligro para los consumidores.
  • Los adultos siempre deben supervisar las actividades que involucran fuegos artificiales. Los padres a menudo no se saben que las varitas de chispas han ocasionado más lesiones a niños menores de cinco años que cualquier otro tipo de fuego artificial. Las varitas de chispas queman a temperaturas de cerca de 2,000 grados-- lo suficientemente caliente como para derretir algunos metales.
  • Nunca ponga ninguna parte de su cuerpo directamente sobre un aparato de fuegos artificiales cuando esté encendiendo la mecha. Retírese a una distancia segura inmediatamente luego de encenderlo.
  • Nunca trate de encender nuevamente o recoger fuegos artificiales que no han funcionado completamente. Mójelos con agua y deséchelos.
  • Nunca dirija o lance fuegos artificiales a otra persona.
  • Mantenga un cubo con agua o una manguera para jardín a la mano en caso de que haya un incendio o un contratiempo.
  • Encienda un solo aparato a la vez y luego retírese rápidamente.
  • Nunca lleve fuegos artificiales en su bolsillo ni los dispare en recipientes de metal o vidrio.