La CPSC Advierte Sobre Baberos de Vinilo Usados

mayo 02, 2007
Comunicado número: 07-175

El personal de la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (CPSC, según siglas en inglés) hoy advirtió que los baberos con superficies de vinilo que están agrietadas o despegadas representan un riesgo potencial de exposición a plomo. Esta alerta a los consumidores solo aplica a baberos usados que están gastados o se han deteriorado. Los pedazos de vinilo que contienen plomo pueden representar un peligro para los niños si se los tragan. El personal de la CPSC recomienda que los padres y cuidadores desechen los baberos que están en mal estado para evitar cualquier exposición potencial al plomo a través del vinilo tragado.

Algunos materiales de vinilo, incluyendo aquellos usados en la parte delantera o trasera de los baberos, contienen compuestos de plomo (Pb) como parte de su formulación. En respuesta a información provista por las Oficinas de los Fiscales Federales de Nueva York e Illinois y en cooperación con éstas, la CPSC recientemente examinó una amplia gama de baberos de varios minoristas de todo el país.

La evaluación de riesgo del personal de la CPSC concluye que ninguno de los baberos que fueron examinados en el laboratorio de la CPSC representaría un riesgo sustancial de enfermedad a los niños si se los colocan en la boca. Sin embargo, si la condición de un babero de vinilo se deteriora tanto que un niño podría halar o remover con los dientes un pedazo de vinilo que contiene plomo y tragárselo, entonces la cantidad de plomo consumida podría alcanzar niveles preocupantes.

Así que el personal de la CPSC aconseja a los padres y cuidadores que dejen de usar los baberos que estén en tales condiciones. Es la opinión del personal de la CPSC que este paso podría prevenir efectivamente cualquier riesgo significativo de exposición al plomo de estos productos. Esta precaución también protegería a los bebés del riesgo de atragantamiento con pedazos de vinilo desprendidos.

La CPSC toma el asunto de exposición al plomo muy seriamente ya que el plomo es tóxico y si es ingerido por los niños pequeños puede causar efectos negativos a la salud tales como problemas de aprendizaje, problemas de comportamiento, retraso en el crecimiento y problemas de audición. No ha habido reportes de lesiones que involucren estos baberos.

Los baberos de vinilo han sido vendidos a través de los minoristas principales desde al menos el 2004. Los precios de éstos fluctúan entre $2 y $7 y vienen en empaques que contienen hasta diez. Los baberos vienen en diseños coloridos y tienen tela en la parte delantera y vinilo en la parte posterior o vinilo en la parte delantera y tela en la parte posterior.

Los fabricantes y minoristas en cooperación con la CPSC y las oficinas de los Fiscales Federales de Nueva York e Illinois planifican desarrollar indicaciones claras y efectivas que traten el uso del vinilo en los productos para niños.