La CPSC y FEMA Advierten: Cuando una Tormenta Corte la Energía Eléctrica, No Arriesgue el Sufrir Envenenamiento por Monóxido de Carbono al Usar Generadores

enero 22, 2003
Comunicado número: 03-073

Cuando ocurre un desastre y el suministro de energía eléctrica falla, muchas personas usan sus generadores de electricidad que funcionan con gasolina, para producir calor y electricidad. Pero, cuando esos generadores son usados dentro del hogar o en otras áreas cerradas, otro desastre puede ocurrir - envenenamiento por monóxido de carbono.

La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos (CPSC) y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) han unido fuerzas para advertirle a los consumidores que no deben usar generadores de electricidad que funcionan con gasolina o parrillas de carbón, en áreas cerradas, como en el hogar, o en un garaje adjunto, debido al riesgo de envenenamiento por monóxido de carbono (CO). "Si usted quiere usar un generador de electricidad, que funciona con gasolina, cuando el suministro de energía eléctrica falle, póngalo afuera, en un área seca y lejos de las entradas de aire a la casa" -dijo el Presidente de la CPSC, Hal Stratton. "Y nunca use parrillas de carbón en áreas cerradas, como dentro de su hogar, porque al hacerlo, está arriesgando el sufrir envenenamiento por el mortal monóxido de carbono. El abrir puertas o ventanas o encender los abanicos para ventilar, no es adecuado ni seguro. Aunque usted tenga una alarma de detección de monóxido de carbono, nunca debe usar un generador (que funcione con gasolina) o una parrilla de carbón dentro de su hogar o en cualquier otra área cerrada."

"Muchas veces, cuando tormentas, inundaciones y otros desastres naturales ocurren e interrumpen el suministro de electricidad, las personas usan substitutos como generadores que funcionan con gasolina" -dijo el Vicepresidente de FEMA, Mike Brown. "Al prepararse para desastres, es crítico que las personas identifiquen y conozcan la manera correcta de usar generadores de electricidad."

El CO es un gas sin olor ni color que es producido al quemar combustible. Los síntomas iniciales del envenenamiento por CO son similares a los de la gripe e incluyen: mareos, fatiga, dolor de cabeza, nauseas y respiración irregular. El estar expuesto a altos niveles de CO puede causar la muerte. El envenenamiento por CO, debido a aparatos de combustión, es la causa de más de 170 muertes anuales. Otras personas mueren por el CO producido al quemar carbón dentro de una casa, un garaje, un vehículo o una tienda de campaña. Todavía, además, otras muertes ocurren cuando los autos se dejan encendidos dentro del garaje.

"Cada hogar debe tener una alarma de detección de CO que cumpla con los estándares de seguridad más actuales" -aconsejo el Presidente Stratton. Esos estándares son: Underwriters Laboratories 2034 (segunda edición 1998); International Approval Services 6-96 (segunda edición 1998) o Canadian Standards Association 6.19-01 (2001).

La FEMA y la CPSC también advirtieron sobre los riesgos del monóxido de carbono cuando las personas usan estufas de gas para calentar sus casas. Además, para prevenir incendios, los calentadores no se deben usar mientras uno esté durmiendo y deben de ser colocados lejos de materiales inflamables y apagados al salir de la habitación.

Las bolsas de carbón están etiquetadas con una advertencia acerca del riesgo de quemar carbón en áreas cerradas. Las etiquetas dicen en inglés: "Warning! Carbon Monoxide Hazard. Burning charcoal inside can kill you. It gives off carbon monoxide, which has no odor. NEVER burn charcoal inside homes, vehicles or tents."

Oficiales del manejo de emergencias sugirieron también que dentro de las otras opciones a considerar (cuando las tormentas corten la energía eléctrica) están el registrarse a un hotel o un centro de refugio designado.