La CPSC Advierte: La Piscina No Es Lo Único Que Representa Peligro De Ahogo Para Los Niños En El Hogar

May 23, 2002
Release Number: 02-169

Datos demuestran que más de 100 niños pequeños mueren ahogados en el hogar debido a otros riesgos

 Los niños pequeños se sienten irresistiblemente atraídos al agua y, trágicamente, alrededor de 350 niños menores de 5 años de edad se ahogan en las piscinas cada año. Pero, aunque uno no tenga una piscina, nuestros niños pequeños aún pueden estar en peligro de ahogarse. La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo de los Estados Unidos presentará en el Congreso Mundial de Ahogos, el mes próximo, datos que demuestran que hasta alrededor de un tercio de los niños (un promedio de155 anualmente) se ahogan a causa de otros peligros en el hogar al igual que en las piscinas. En un período de 4 años, entre 1996 y 1999, la CPSC ha recibido reportes de 459 niños pequeños que se han ahogado en bañeras, baldes con agua, inodoros, jacuzzi y otros contenedores de agua.

"Mientras que la gran mayoría de nosotros está consciente de los peligros que presenta una piscina en nuestro patio o jardín para los niños pequeños, no todos sabemos sobre los otros peligros de ahogo en nuestros hogares" -dijo Tomas Moore, Presidente Interino de la CPSC. "Para ayudar a prevenir estas pérdidas trágicas, la CPSC está alertando a los padres y encargados de niños acerca de los otros peligros de ahogo que pueden no ser tan obvios en los hogares." 

Bañeras

Los niños que se ahogan en las bañeras son aproximadamente dos terceras partes de las 459 muertes por ahogo reportadas en los hogares. La mayoría de estas muertes en las bañeras ocurren cuando nadie está supervisando al niño. En tan sólo un momento, cuando la persona cuidando al niño sale del baño a traer una toalla o a contestar el teléfono, un niño pequeño se puede ahogar. En por lo menos 29 de las 292 muertes por ahogo en la bañera reportadas a la CPSC entre 1996 y 1999, las víctimas estaban usando asientos de bañera. 

Baldes 

Muchos de los padres y encargados de niños tal vez no se dan cuenta de los peligros que presentan los baldes de agua. Desde 1996 hasta 1999, la CPSC recibió reportes de 58 niños menores de 5 años de edad que se ahogaron en baldes con capacidad de 5 galones. Hasta una pequeña cantidad de líquido puede ser mortal. De todos los baldes, los de capacidad de 5 galones son los que presentan el peligro más grande para los niños porque tienen los lados altos y rectos. Estas características, combinadas con la estabilidad de estos baldes, hacen que le sea casi imposible a un niño pequeño o a un niño que empieza a caminar liberarse por si mismo cuando caen de cabeza a uno de estos baldes. 

Inodoros

Los inodoros pueden ser pasados por alto como lugares de peligro de ahogo en el hogar. El escenario típico involucra a un niño menor de tres años de edad cayéndose de cabeza dentro del inodoro. La CPSC ha recibido reportes de 16 niños menores de 5 años de edad que se ahogaron en los inodoros entre 1996 y 1999.

Jacuzzi

Los jacuzzi, típicamente localizados cerca o algunas veces dentro de la casa, representan también otro peligro para los niños pequeños. La CPSC está enterada de 55 niños menores de 5 años de edad que se ahogaron en jacuzzi entre 1996 y 1999. 

Otros Productos

Aunque no causas de muerte tan frecuentemente, otros productos en los hogares que contiene agua pueden presentar peligros de ahogo. Los más comunes de estos productos son los baldes de agua de diferentes capacidades. Entre otros productos, muertes por ahogo han ocurrido también en estanques, lavabos y pesceras.

CONSEJOS

La CPSC ofrece estos consejos para ayudar a prevenir que los niños pequeños se ahoguen:

 

  • Nunca deje a su bebé ni por un segundo solo en la bañera. Mantenga siempre al bebé a una distancia a su alcance. No deje al bebé a cargo de otro niño. Nunca salga del baño para contestar el teléfono, atender un llamado a la puerta, ir por una toalla o por ninguna otra razón. Si tiene que salir, llévese al bebé con usted. 

  • Un asiento de baño para bebés no substituye la supervision directa de un adulto. Un asiento de baño es un aparato de asistencia, no de seguridad. Los bebés pueden resbalarse o salirse del asiento de baño y ahogarse.

  • Nunca use un asiento de baño para bebés en una bañera resbaladiza porque los succionadores no se pegarán a la superficie de la bañera o esta puede despegarse inesperadamente. 

  • Nunca deje un balde con agua desatendido aunque éste contenga una cantidad de agua mínima. Cuando termine de usar el balde con agua, siempre vacíelo inmediatamente. 

  • Guarde los baldes en lugares donde los niños pequeños no puedan alcanzarlos. Los baldes que acumulan agua porque fueron dejados fuera de la casa y al alcance de los niños también presentan un peligro de ahogo. 

  • Siempre asegure las cubiertas de seguridad y barreras de los jacuzzi para prevenir que los niños tengan acceso a ellos cuando no se estén usando. Algunas cubiertas rígidas, tales como las cubiertas solares, pueden aparecer en su sitio y aún permitir que un niño pequeño caiga dentro. 

  • Mantenga la tapa del inodoro abajo para prevenir acceso al agua y considere usar un cierre de inodoro para prevenir que los niños pequeños abran la tapa. También considere poner un cerradura en la puerta del baño, fuera del alcance de los niños. 

  • Aprenda CPR (resucitación cardiopulmonar) ya que ésta puede salvar vidas durante una situación en la que cada segundo cuenta.

Piscinas

Los consumidores con piscinas residenciales necesitan estar conscientes de todos los consejos de seguridad en situaciones de riesgo en el hogar. También deben de estar informados de cómo protejer a los niños pequeños de los riesgos que presenta una piscina.

La clave para prevenir tragedias en una piscina es tener varias capas de protección. Esto incluye: poner barreras alrededor de la piscina para prevenir el acceso, usar alarmas en las puertas y piscinas, supervisar muy de cerca a los niños y estar preparados para casos de emergencia. La CPSC ofrece estos consejos para prevenir los ahogos en las piscinas:

 

  • Las vallas y paredes deben de ser de por lo menos cuatro pies de alto y estar instaladas completamente alrededor de la piscina. Las rejas de la valla deben de auto-cerrarse y abrirse de adentro de la piscina hacia afuera. El cerradura no debe de estar al alcance de niños pequeños. 

  • Si su casa forma parte de la barrera de la piscina, entonces las puertas de la casa hacia la piscina deben de estar protegidas con alarmas que producen un sonido cuando una puerta se abre inesperadamente. 

  • Una cubierta de seguridad con motor, es decir, una barrera de motor que pueda ser colocada sobre la superficie del agua, puede ser usada cuando la piscina no este en uso. 

  • Mantega un equipo de rescate y un teléfono con números de emergencia cerca de la piscina.

  • Las escaleras y escalones de las piscinas elevadas deberán estar aseguradas y cerradas o puestas lejos de la piscina cuando ésta no esté siendo usada. 

  • Siempre busque en la piscina primero cuando un niño esté extraviado. Los segundos cuentan cuando se trata de prevenir la muerte o las incapacidades.

  • Las alarmas de piscina pueden ser usadas como precaución adicional.

Oprima aquí en el video clip para ver imágenes sobre esta campaña.