CPSC Emprende Campaña para Sacar de los Hogares de los Consumidores los Productos de Alto Riesgo

April 16, 1997
Release Number:

 La Comisión para la Seguridad de los Productos de Consumo (CPSC) ha encontrado que muchos productos con la posibilidad de lesionar seriamente o matar a un niño todavía siguen siendo usados a pesar de los avisos y advertencias públicas para revocarlos. 

En un esfuerzo para sacar de los hogares de los consumidores los productos de alto riesgo, la CPSC ha solicitado la ayuda de oficiales locales y estatales, así como de las organizaciones nacionales y estatales sobre salud y seguridad. Gobernadores, oficiales estatales de salud y grupos comunitarios ayudarán a dar publicidad a la campaña sobre la seguridad, y distribuirán información acerca de los productos de alto riesgo. En algunos estados los productos revocados serán recogidos y llevados a un lugar central para deshacerse de ellos. 

"Participar en este proyecto de primavera para recolectar productos es vital para que los consumidores puedan averiguar si están usando productos que han sido previamente revocados. La recolección también ayudará a que personas determinen si los corralitos y cunas viejas para los niños, adquiridos frecuentemente en ventas de patio o tiendas de segunda mano, son seguros para usarse nuevamente o corren algún peligro y riesgo de lesionar o matar a los niños", dijo Ann Brown, Directora de CPSC. 

Hoy, CPSC lanzará la campaña de seguridad con la difusión de un video en las estaciones de televisión en toda de la nación. En este video se incluirán ejemplos de productos de alto riesgo que quizás se encuentren en los hogares de los consumidores, tales como:

  • Sillones rellenos de bolitas plásticas (bean bag chairs) que presentan un riesgo de ahogamiento o sofocación a los niños. A algunos de estos sillones se les puede abrir el cierre y los niños pueden inhalar las bolitas pequeñas de plástico. CPSC tiene conocimiento de 5 muertes y por lo menos otros 23 incidentes en los cuales niños se tragaron o inhalaron el relleno de los sillones. En los dos años pasados, CPSC obtuvo la revocación de más de l0 millones de sillones rellenos de bolitas plásticas.

  • Camas literas de madera que pueden estrangular a los niños. Desde 1990, CPSC ha recibido reportes acerca de 34 niños que murieron a consecuencia de haber sido atrapados en camas literas con aberturas incorrectas en la cama alta de la litera. Desde 1995, CPSC ha obtenido la revocación de aproximadamente medio millón de camas literas peligrosas.

  • Mini hamacas que pueden estrangular a niños. CPSC ha recibido reportes acerca de 12 niños, de 5 a 17 años de edad, quienes quedaron enredados y murieron al usar las mini hamacas sin barras separadoras. El año pasado CPSC obtuvo la revocación de más de tres millones de mini hamacas.

  • Cunas viejas que pueden estrangular o sofocar a un niño pequeño. Las cunas con más de 2 3/8 de pulgadas de espacio entre las tablas, los postes de las esquinas, o calado en las cabeceras o piecera representan un peligro de estrangulación o sofocación para bebés. Cada año, 50 niños mueren cuando quedan atrapados entre partes quebradas de las cunas o en cunas con diseños antiguos e inseguros.

"Algunas veces, la Comisión se entera de muertes o lesiones serias a niños causadas por productos revocados previamente. Nosotros queremos prevenir estas tragedias innecesarias", dijo la Directora Brown. "Rogamos a los consumidores que revisen sus áticos y otras áreas de almacenamiento donde hayan productos que puedan ser de alto riesgo".

Las líneas telefónicas sin cargo y la dirección electrónica (Web site) en la computadora proveen información acerca de productos revocados e información sobre qué es lo que hay que saber cuando se compran productos para niños. Los consumidores pueden usar la línea directa especial (hot line) al 1-800-638-2772 o visitar la dirección electrónica al http://www.cpsc.gov.